Martes, 1 de Junio de 2010

Hay un umbral en que más cantidad de omega 3 no ayuda al corazón

Reuters ·01/06/2010 - 16:00h

Por Genevra Pittman

Los adultos con enfermedad cardíaca que ya están consumiendo una cantidad adecuada de pescado y toman suplementos de ácidos grasos omega 3, no se beneficiarían tomando un refuerzo.

Un nuevo estudio sugirió que sólo los pacientes que consumen muy poca cantidad diaria de ciertos ácidos omega 3, presentes en el pescado, algunos vegetales y los frutos secos, podrían reducir el riesgo de sufrir un infarto o la muerte si toman más suplementos de esos ácidos grasos.

El estudio respaldó resultados previos, que habían demostrado que, a partir de cierto umbral, el refuerzo de omega 3 no ayudaría al corazón.

También se conoce luego de que la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de Estados Unidos reclamó más autoridad para que la Administración de Alimentos y Medicamentos analice la calidad y seguridad de los suplementos, cuyos fabricantes a menudo no cuentan con la información para respaldar lo que promocionan.

"Según éste y otros estudios en el mundo, es importante señalar que a la mayoría de los pacientes cardíacos bajo tratamiento que ingieren por lo menos una cierta cantidad de pescado por semana, quizás no les sirva tomar suplementos de omega 3", dijo a Reuters Health Mari Manger, doctora de medicina de la Universidad de Bergen, en Noruega.

El trabajo, publicado en American Journal of Clinical Nutrition, incluyó a más de 2.400 noruegos, de los cuales el 80 por ciento eran hombres bajo tratamiento por enfermedad cardíaca. Todos tomaban fármacos para reducir el colesterol.

Al inicio, los pacientes respondieron cuestionarios sobre su alimentación, incluyendo cuánto pescado y suplementos de pescado, como aceite de hígado de bacalao, habían consumido el año anterior. El equipo calculó, entonces, cuántos de esos tres tipos de omega 3 asociados con la salud cardíaca ingerían.

Luego, controló a los pacientes durante cinco años para detectar alguna complicación cardíaca, como infarto o muerte. Salvo en los pacientes que consumían los niveles más bajos de omega 3, el equipo no halló relación entre la cantidad consumida y la aparición de problemas.

Apenas el 2 por ciento de los pacientes consumió cantidades por debajo de las recomendadas de dos tipos de ácidos grasos.

Comer más pescado y tomar más suplementos no lograron prevenir los problemas cardíacos, aunque los altos niveles de omega 3 no afectaron la salud general de los participantes.

Estos resultados serían atípicos, sostuvo la doctora Alice Lichtenstein, investigadora especializada en nutrición de la Universidad Tufts, porque la alimentación en Noruega difiere de la dieta en, por ejemplo, Estados Unidos, donde rara vez se consume aceite de pescado.

"El estudio no refuta las recomendaciones para que la población consuma más cantidad de pescado", dijo Lichtenstein, que no participó en el estudio.

"Los datos indican que existiría un umbral" de beneficio para el omega 3 "y que, por eso, la recomendación (de la Asociación Estadounidense del Corazón) indica comer dos porciones de pescado por semana", agregó.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, 19 de mayo del 2010.