Lunes, 31 de Mayo de 2010

Nueve muertos al abordar Israel varios barcos con ayuda a Gaza

Reuters ·31/05/2010 - 21:18h

Comandos navales israelíes atacaron el lunes a una flotilla que navegaba con ayuda humanitaria hacia la Franja de Gaza y al menos 9 activistas pro-palestinos murieron, en un hecho que desató una crisis diplomática y provocó una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

Naciones europeas y latinoamericanas, así como Naciones Unidas (ONU) y Turquía, expresaron su conmoción e indignación por el sangriento final que tuvo un intento de activistas internacionales por romper el bloqueo israelí a Gaza.

En un abordaje desde botes y helicópteros, la Armada israelí detuvo a seis embarcaciones con unas 700 personas y alrededor de 10.000 toneladas de suministros camino al enclave palestino gobernado por islamistas, pero el sangriento error de cálculo dejó a Israel aislado y condenado.

Turquía, una vez cercano aliado musulmán de Israel, acusó al Estado judío de "terrorismo" en aguas internacionales y el Consejo de Seguridad de ONU realizó una sesión de emergencia.

La Unión Europea (UE), donante clave de ayuda para los palestinos, exigió una investigación independiente y el fin del embargo a Gaza.

El aliado más poderoso de Israel, Estados Unidos, fue más cauteloso. Sin embargo, el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que quería que fueran evaluados los hechos completos con prontitud y lamentó la pérdida de vidas.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que estaba en Canadá y dijo lamentar la muerte de activistas, interrumpió una visita a América del Norte que tenía previsto finalizar el martes con una reunión con el presidente estadounidense, Barack Obama, en la Casa Blanca.

Netanyahu, al explicar el hecho, dijo que sus fuerzas habían sido atacadas: "Fueron atacados en grupo, fueron aporreados, fueron golpeados, apuñalados, incluso hubo un informe de disparos. Y nuestros soldados debieron defenderse".

Aunque lamentó esos hechos, afirmó que mantendrá el embargo, que lleva tres años, sobre los palestinos bajo el argumento de que permite detener el tráfico de armas a Hamás.

De vuelta en su país, quedaban abiertas interrogantes como la de por qué una operación que buscaba evitar el derramamiento de sangre resultó tan mal y públicamente errada.

La reunión en la Casa Blanca parecía enfocada en aliviar las relaciones estadounidense-israelíes, que han estado tensas por diferencias sobre las recientemente revividas conversaciones de paz con los palestinos.

Sin embargo, Obama debe equilibrar el apoyo a Israel, que es popular entre los votantes estadounidenses, con el entendimiento con una molesta Turquía y otros aliados musulmanes de Estados Unidos.

El presidente palestino, Mahmud Abas, dijo: "Lo que ha hecho Israel a bordo de la flotilla Freedom fue una masacre".

ATAQUE PAINTBALL

Incluso después de que los buques extranjeros capturados fueran escoltados al puerto israelí de Ashdod, aún seguían incompletas las versiones del abordaje, ocurrido antes del amanecer a unos 120 kilómetros en el Mediterráneo, y sólo se conocía la versión israelí.

Los activistas estaban incomunicados, pese a que responsables israelíes dijeron que gran parte de ellos serían liberados a su debido tiempo.

Imágenes militares con visión nocturna mostraron comandos descendiendo. Algunos comentaristas israelíes preguntaron por qué pusieron a los soldados en una posición en la que fueron arrinconados.

Un ministro israelí admitió que los planes de mantener su bloqueo a Hamás, el grupo islámico que gobierna la Franja de Gaza, mientras evita un incidente internacional fracasaron estrepitosamente: "Va a ser un gran escándalo, sin duda", dijo a Reuters el ministro de Comercio, Binyamin Ben-Eliezer.

Un efectivo militar dijo que su escuadrón ingresó con armas paintball antidisturbios pero, temiendo por sus vidas, recurrió a utilizar armas normales o saltar de la embarcación.

En imágenes militares, un comando disparó pintura a un hombre que parecía apuñalar a un israelí. Otro vídeo mostró a un comando disparar una pistola. "Estábamos preparados para enfrentar a activistas de derechos humanos y encontramos a personas que vinieron a la guerra", dijo el efectivo militar.

Los militares israelíes dijeron que nueve activistas murieron en el Mavi Marmara, un crucero turco que transportaba a cerca de 600 personas. La mayoría de muertos eran turcos, dijo un alto funcionario israelí. Algunos funcionarios habían informado anteriormente de 10 muertos o incluso más.

Funcionarios militares dijeron que algunos activistas le arrebataron armas a quienes hicieron el abordaje, que respondieron a los disparos. Siete soldados y 20 manifestantes resultaron heridos, informó el Ejército.

MALESTAR TURCO

El derramamiento de sangre provocó protestas callejeras y la ira del Gobierno en Turquía, único aliado musulmán de Israel en la región y que había respaldado al convoy. El primer ministro turco, Tayyip Erdogan, dijo antes de acortar un viaje a Chile: "Esta acción, totalmente contraria a los principios de la ley internacional, es terrorismo de estado inhumano".

Muchos en Israel culpan a las visiones islamistas de Erdogan y su alcance hacia Irán y otros enemigos del Estado judío de agriar las relaciones entre ambos países.

Ankara canceló ejercicios militares conjuntos y llamó a consultas a su embajador. Israel dijo a sus turistas en Turquía que permanecieran en sus hoteles y desestimó las acusaciones de que violó la ley internacional al abordar buques extranjeros.

Las fuerzas israelíes estaban en alerta elevada, pero aparte de algunas refriegas, no fue reportada violencia con manifestantes palestinos.

Se registraron manifestaciones en ciudades europeas como París, Estocolmo, Roma, Madrid y Atenas, donde la policía utilizó gas lacrimógenos contra los manifestantes, que lanzaron piedras y botellas cerca de la embajada israelí en Grecia.