Lunes, 31 de Mayo de 2010

Agatha causa 113 muertos en Centroamérica, buscan supervivientes

Reuters ·31/05/2010 - 17:13h

Los equipos de rescate trataban de hallar el lunes supervivientes en zonas rurales de difícil acceso en Centroamérica, donde la tormenta tropical Agatha descargó fuertes lluvias el fin de semana desbordando ríos y provocando desprendimientos que dejaron al menos 113 muertos.

Agatha tocó tierra el sábado como la primera tormenta tropical de la temporada de huracanes 2010 del Pacífico en la frontera entre Guatemala y México, pero por la noche fue degradada a depresión tropical, dejando a su paso cortes de energía, inundaciones y numerosos daños a la infraestructura.

Guatemala fue el país más afectado con al menos 92 muertos y más de 80.000 evacuados, pero las autoridades esperan encontrar más fallecidos. Nueve personas murieron en El Salvador y 12 en Honduras, principalmente arrastradas por corrientes de ríos que se salieron de su cauce.

Varias docenas de personas están desaparecidas en Guatemala, donde cada año son frecuentes los deslaves en zonas montañosas debido a las intensas lluvias. Muchos buscaban a sus familiares y sus pertenencias que se habían llevado las aguas.

"He perdido todo, menos mis dos perros", dijo un hombre sentado frente a las ruinas de su casa de madera, en las afueras de Ciudad de Guatemala.

Otro hombre dijo que vio como el río se llevó a su esposa y a sus dos hijas mientras trataban de cruzarlo para llegar a una zona más segura.

Las regiones más afectadas hasta ahora son el departamento de Chimaltenango y la capital del país centroamericano, que ya estaba en alerta por la erupción del volcán Pacaya.

"En algunos lugares donde tenemos inundaciones ha sido difícil llegar, pero creemos que en el transcurso de este lunes llegaremos a estas poblaciones aisladas", dijo David de León, portavoz de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred).

Existían preocupaciones sobre posibles afectaciones a los cultivos de café de Guatemala, clave de la economía de los empobrecidos países centroamericanos.

Productores declararon daños en algunas plantaciones por la erupción la semana pasada del Pacaya, que lanzó pequeñas rocas y ceniza.

Gerardo De León, gerente de un grupo de 120 plantaciones en todo el país, dijo que la intensa humedad podría dañar los cultivos debido a que ésto propicia la proliferación de hongos.

Centroamérica es altamente vulnerable a las lluvias debido a su terreno montañoso y al pobre estado de las comunicaciones en áreas rurales.

En noviembre pasado, el huracán Ida dejó a su paso graves inundaciones y desprendimientos, que causaron la muerte de al menos unas 150 personas.