Lunes, 31 de Mayo de 2010

Mourinho acepta "el reto" del Madrid

Reuters ·31/05/2010 - 14:25h

José Mourinho mostró el lunes la determinación de hacer las cosas a su manera y hacer cambios sutiles en la forma de funcionar del Real Madrid, después de su presentación como nuevo entrenador blanco.

El portugués ha firmado un contrato de cuatro años con el club madrileño, después de ganar la Copa de Europa con el Inter de Milán.

"No sé si he nacido para entrenar al Real Madrid, pero nací para ser entrenador de fútbol. Me gustan los retos más importantes. Este es un club único", dijo en una rueda de prensa en el estadio Santiago Bernabéu.

"Tengo mucha confianza en mí mismo y en mi capacidad como técnico", dijo el portugués, al que presentó el director general del club, Jorge Valdano.

"Quiero dar las gracias al consejo por contratarme y prometo que no cambiaré. Soy José Mourinho y llego aquí con todas mis cualidades y mis defectos", añadió.

"La fuerza de mis equipos siempre ha sido el conjunto, no las individualidades. Si todos reconocen esto no será difícil conseguir resultados", prosiguió.

Valdano presentó al técnico aclarando un artículo que escribió hace unos años como columnista en un periódico criticando la forma en que jugaban los equipos del portugués.

"Aquello se resolvió hace más de tres años en un encuentro personal, lo resolvimos muy rápidamente", afirmó el argentino, sentado junto a Mourinho. "No tenemos ningún problema".

"Estamos muy contentos de incorporarlo al Real Madrid. Mi responsabilidad es buscar lo mejor para el club, y lo mejor para el Real Madrid se llama José Mourinho", aseguró el directivo.

El nuevo técnico, de 47 años y que ha entrenado al Oporto y el Chelsea, sustituye al chileno Manuel Pellegrini, despedido la semana pasada tras una temporada en el banquillo madridista. Es el octavo entrenador en los siete años de presidencia de Florentino Pérez durante sus dos etapas.

DECISIONES

Pellegrini y sus predecesores se han quejado de no poder tomar decisiones en el club, pero Mourinho negó las insinuaciones de que ha exigido más poder.

"Sólo soy entrenador", dijo. "Es demasiado pronto para hablar de cambios. Tengo que analizar la situación, hacer muchas preguntas, escuchar las respuestas y después decidir una forma de seguir".

En cuanto a nuevos fichajes, apuntó a un cambio en el tipo de jugadores que buscará para el equipo.

"El club está contento con la base del año pasado y yo también", dijo. "Sólo (necesitamos) tres o cuatro jugadores para tener más posibilidades de adaptación a un ideal de juego. No será un verano para escribir demasiado de cambios".

"Hablar de Maicon o Lampard es normal, por la gran relación que mantengo con mis jugadores", comentó. "Sólo haremos algunos ajustes. Más que de nombres, hablamos de perfiles".

El Real Madrid no ha ganado nada en las últimas dos temporadas, frente a un poderoso Barcelona que este mes ganó su segundo título consecutivo de Liga, encima recibiendo elogios por su atractivo estilo de juego.

Mourinho criticó a la gente que describe a sus equipos como defensivos.

"En el fútbol hay más personas inteligentes que aquellas que no lo son. Por tanto, la mentira sigue siendo una mentira", afirmó. "Un equipo organizado defiende bien, incluso con muchos jugadores de ataque", añadió claramente molesto.

Más que cualquier otra competición, su éxito se medirá en función del ansia del club por hacerse con su décima Copa de Europa, después de seis años saliendo del torneo en octavos de final.

"Empezamos de cero. No será una obsesión, será un sueño. Entiendo la presión de la prensa, pero no es un problema para mí. A mí me motiva, no me perjudica", apuntó.