Lunes, 31 de Mayo de 2010

El Día Mundial Sin Tabaco se dirige a mujeres y adolescentes

Reuters ·31/05/2010 - 14:16h

El Día Mundial Sin Tabaco comenzó el lunes con mensajes para las mujeres fumadoras, con carteles como "¿Chic? No, cáncer de garganta", mientras que autoridades de Salud dijeron que las tabacaleras se lanzaron al mercado femenino desde que ellas comenzaron a ganar dinero.

El tema de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el día mundial es "género y tabaco" y los efectos perjudiciales del cigarrillo en las mujeres y adolescentes.

La agencia de Naciones Unidas dijo que compañías tabacaleras están invirtiendo mucho dinero en campañas de marketing para atraer a mujeres a medida que ellas ganan poder adquisitivo e independencia, particularmente en las economías fuertes de Asia.

Más del 8 por ciento de las adolescentes de entre 13 y 15 años, alrededor de 4,7 millones, consumen tabaco en la región del Pacífico asiático, según estimaciones de la OMS.

Médicos de India dijeron que hubo un incremento considerable de las mujeres fumadoras, especialmente entre las jóvenes universitarias, atribuyendo ese aumento al estrés, la presión social y los elevados ingresos disponibles.

"Es un motivo de preocupación, que las mujeres cultas de sectores como el marketing y la medicina (...) y las jóvenes universitarias de alto estatus social estén adoptando el hábito", dijo el doctor Pradyut Waghre del Hospital Apollo al diario The Times of India.

El consumo de tabaco es la segunda causa de muerte en el mundo, actualmente responsable del deceso de uno de cada 10 adultos en todo el mundo y de alrededor de 5 millones de fallecimientos al año, según la OMS.

Las mujeres suponen alrededor del 20 por ciento de los 1.000 millones de fumadores que hay en el mundo, pero si el actual consumo continúa, el tabaco causará la muerte de 8 millones de personas cada año en el 2030, de las cuales 2,5 millones serán mujeres.

Cada día mueren 3.000 personas por el consumo de esta sustancia en la región asiática del Pacífico, mientras el hábito de fumar y masticar tabaco está en incremento entre las mujeres y adolescentes, dijo el doctor Shin Young-soo, director regional de la OMS para el Pacífico Oeste.

"Empezar pronto provoca una adicción que se traduce posteriormente en una vida de dependencia a la nicotina, mala salud y muerte prematura", añadió Shin.

En Camboya, alrededor del 17 por ciento de las mujeres, pero sólo el 1 por ciento de los hombres, mastican tabaco. Estimaciones arrojaron que más de medio millón de mujeres camboyanas de mediana edad y mayores tienen este hábito porque creen que alivia las náuseas matutinas durante el embarazo.

Un vídeo en YouTube de un niño de Indonesia de 2 años, que informó que fuma dos paquetes al día, enfureció la semana pasada a los grupos antitabaco de todo el mundo, al punto tal que fue retirado de la web.

"La industria tabacalera está prosperando y, si observamos nuestra sociedad, hasta los niños han empezado a fumar", dijo el lunes Stefano Leatemia, un estudiante de la Universidad Cristiana de Krida Wacana, en Ukrida.

Varios alumnos universitarios indonesios se manifestaron el domingo para solicitar medidas más sólidas de control contra el tabaco.

La OMS pidió que se introduzcan contundentes prohibiciones en los anuncios publicitarios, promociones y patrocinios para proteger a las mujeres y adolescentes de la imagen de que fumar es glamoroso y está de moda.

Sólo la mitad de las naciones del Asia Pacífico tienen restricciones en las publicidades de tabaco.

Waghre dijo que hay un incremento del cáncer de pulmón entre las mujeres en India, que no existía en la década pasada, debido no sólo al tabaquismo, sino también al consumo pasivo.

Cerca de la mitad de mujeres de esta región asiática está expuesta a inhalar humo en sus hogares y sus lugares de trabajo, a menudo debido a las normas sociales y culturales, que pueden causar cáncer de pulmón, enfermedades del corazón y dificultades respiratorias, dijo la OMS.

Un estudio en Shanghái realizado entre 72.000 mujeres no fumadoras descubrió que la exposición al humo producido por sus maridos incrementa los riesgos de morir de cáncer de pulmón y enfermedades del corazón en alrededor de un 40 por ciento.

Las mujeres también registraron cerca de un 50 por ciento más de probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular.