Lunes, 31 de Mayo de 2010

Competencia investiga a Prisa, Vocento, Godó y Zeta por pactos publicitarios

La Comisión Nacional de Competencia apunta a que los grupos editoriales han acordado precios para espacios publicitarios

EFE ·31/05/2010 - 12:35h

Portada de un ejemplar del semanario 'XL Semanal'.

La Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha decidido abrir un expediente sancionador a Prisa y Zeta, y otro a Vocento y Godó por distintos acuerdos alcanzados para vender espacios publicitarios de forma conjunta y que podrían ser contrarios a la competencia, informó hoy este organismo.

Por un lado, Competencia ha abierto expediente sancionador, de oficio, a Godó y Vocento tras conocer que los grupos habían llegado a un acuerdo de comercialización conjunta de espacios publicitarios de los suplementos dominicales XL Semanal y Magazine.

Competencia añade que de la información obtenida pueden deducirse "indicios racionales" de infracción al ser acuerdos entre competidores que "afectarían a la comercialización" de publicidad en prensa escrita y que contienen "posibles pactos de fijación de tarifas y descuentos y obligaciones de comercialización conjunta de products".

Por otro lado, la CNC ha abierto expediente sancionador a Prisa, ediciones El País, Grupo Empresarial de Medios Impresos y Zeta tras considerar que la creación de una compañía entre Prisa y Zeta para comercializar espacios publicitarios en prensa escrita e Internet "no era una concentración económica conforme" y podría ir contra la competencia.

Competencia archivó el pasado febrero el expediente de control de concentraciones sobre la creación de esa compañía conjunta pero decidió abrir una información reservada para analizar con más detalle el acuerdo. Tras ello, el organismo añade que del acuerdo "puede deducirse que existen indicios racionales" de prácticas contrarias a la Ley de Defensa de la Competencia, consistentes en acuerdos entre competidores, "que afectarían a la comercialización de publicidad en prensa escrita".

Al igual que en el caso de Vocento y Godó, el acuerdo entre los dos grupos incluye posibles pactos de fijación de tarifas y descuentos, obligación de comercialización conjunta de espacios publicitarios, intercambio de los precios aplicados de forma individual por cada editor y reparto de mercados.