Lunes, 31 de Mayo de 2010

Los ricos no dan dinero nuevo contra el cambio climático

Oxfam denuncia las falsas donaciones en la cumbre del clima de la ONU en Bonn

M. A. ·31/05/2010 - 08:20h

Los países quieren pagar con dinero ya comprometido.M. A.

La coalición de ONG Oxfam Internacional, que persigue la erradicación de la pobreza en el mundo, ha denunciado que el dinero prometido por los países ricos a los pobres para combatir el cambio climático podría incrementar su deuda externa. La organización presentará hoy en Bonn, con motivo del reinicio de las negociaciones climáticas de la ONU en la ciudad alemana, un informe que advierte de que "una proporción significativa de las primeras entregas de dinero previstas entre 2010 y 2012 serán préstamos, no donaciones".

Los países industrializados se comprometieron en la cumbre de Copenhague, en diciembre, a expedir un cheque de 30.000 millones de dólares en los próximos tres años para que los países pobres se adaptasen a los efectos del calentamiento global. La mayor parte de las naciones ricas, sin embargo, quiere desviar su contribución del 0,7% del Producto Interior Bruto ya comprometido a la ayuda al desarrollo.

España ha sido el primer país que ha hecho una aportación significativa al Fondo de Adaptación al cambio climático de la ONU, 45 millones de euros, pero el dinero saldrá de la hucha ya comprometida.

"En un momento de emergencia económica, cuando muchos países pobres están recortando drásticamente sus presupuestos básicos de salud y educación para evitar una crisis crediticia, los países ricos se plantean cargarles el muerto de la deuda climática, una situación que ellos no causaron y de la que son los más perjudicados", ha criticado el experto de Oxfam en cambio climático, Antonio Hill. "Es como provocar un accidente con el coche de tu vecino y luego ofrecerle un préstamo que cubra los daños", ilustra.

La 'Tasa Robin Hood'

El informe, además, propone el establecimiento de la llamada Tasa Robin Hood, un impuesto apoyado por el premio Nobel Joseph Stiglitz que gravaría las transacciones financieras con una tasa del 0,05%. Según Oxfam, esta tasa permitiría recaudar 100.000 millones de dólares al año para financiar la salud, la educación y la lucha contra el cambio climático en los países pobres.

En la reunión que hoy comienza en Bonn, los delegados de más de un centenar de países intentarán avanzar en todos los temas que quedaron abiertos en Copenhague. Sin embargo, los enviados de los gobiernos no hablarán del dinero que los países industrializados han prometido entregar a los pobres de manera inmediata. La directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, Alicia Montalvo, dirigirá la delegación de la UE.