Domingo, 30 de Mayo de 2010

Red Bull se hace el haraquiri

Hamilton gana la carrera por delante de Button, después de que Webber y Vettel arruinaran infantilmente el esfuerzo de su equipo. Alonso termina octavo

PABLO MACHUCA ·30/05/2010 - 15:28h

AFP PHOTO / MUSTAFA OZER - Los dos pilotos de Red Bull antes de arruinar su carrera.

Lewis Hamilton ha ganado el Gran Premio de Turquía después de un regalo de los dos pilotos de Red Bull, Mark Webber y Sebastian Vettel, que han arruinado el posible doblete para su escudería.

En segunda posición ha terminado el compañero de equipo de Hamilton, Jenson Button, que ha firmado el doblete de McLaren, tras una lucha encarnizada pero limpia entre ambos pilotos.

No tan limpia y mucho más infantil ha sido la lucha entre Webber y Vettel, que han tirado por la borda el doblete para Red Bull. El alemán quiso adelantar a Webber por la izquierda, pero el australiano no se dejó. Ambos se pegaron demasiado hasta que se produjo el contacto fatal. 

Fatal para Vettel, porque Webber se mantuvo en el circuito y consiguió concluir tercero. No así el germano, que tuvo que retirarse con uno de sus neumáticos destrozados. Tras salir de su monoplaza, Vettel comenzó a realizar gestos hacia el público señalándose la cabeza, indicando la locura de lo ocurrido con su compañero. 

Al final de la carrera, Webber ha reconocido que de no haberse tocado con su compañero de equipo habría logrado la victoria. "Son cosas que pueden pasar", ha dicho en rueda de prensa el australiano. "Es una pena para el equipo, no ha sido el día ideal", ha concluido. 

"Son cosas que pueden pasar", ha dicho Webber al final de la carrera

Hamilton logra una victoria muy trabajada y marcada por los nervios (hasta los de su novia en el paddock) y los adelantamientos entre compañeros de equipo. El británico salió muy mal, cediendo su posición a Vettel. Sin embargo, el orgullo del inglés no tiene fin y recuperó en pocas curvas la segunda plaza para incomodar constantemente a Webber, que lideraba entonces. 

Webber y Hamilton llegaron juntos a boxes. Webber arrancó el primero, el McLaren de Hamilton no hizo lo mismo. De hecho, se quedó unos segundos más de la cuenta, suficientes para que Vettel le adelantara de nuevo. 

Después llegó el incidente entre los dos de Red Bull, que cedieron la posición a los británicos de McLaren. Hamilton y Button pelearon con limpieza y decisión por el liderato, hasta que el actual campeón del mundo rebasó a su compañero. Puro espejismo. Hamilton recuperó su posición aunque no sin suspense. Ambos monoplazas se tocaron, favoreciendo a Hamilton, que lideró hasta el final. 

Por su parte, Fernando Alonso, que partía desde la duodécima plaza, ha conseguido finalizar octavo y salvar cuatro puntos, tras adelantar varios puestos en su parada en boxes y protagonizar un adelantamiento accidentado con Petrov a falta de pocas vueltas para el final. 

Con la miel en los labios se ha quedado Pedro Martínez de la Rosa, que ha terminado en la undécima plaza, justo por delante de Alguersuari. Ambos fuera de los puntos.