Domingo, 30 de Mayo de 2010

DATOS - Películas más importantes de Dennis Hopper

Reuters ·30/05/2010 - 10:24h

A continuación, algunas de las películas más memorables protagonizadas o dirigidas por el veterano de Hollywood Dennis Hopper, quien murió el sábado tras una batalla con el cáncer de próstata, a los 74 años.

El primer gran papel de Hopper, interpretando al pandillero Goon junto a su mentor, James Dean.

El relato épico de una rica familia de Texas en la que Hopper trabajó con Dean, Elizabeth Taylor, Rock Hudson y Sal Mineo.

Hopper protagonizó y dirigió el primer gran estudio de Hollywood de la cultura hippie. Escribió el guión con su co-protagonista Peter Fonda, y ambos interpretaron a los motoristas aficionados a la marihuana en un viaje a lo largo del país.

Pese a ganar un premio del Festival Cinematográfico de Venecia, el proyecto favorito de Hopper fue un fracaso e hizo que su carrera descarrilara durante varios años. Hopper dijo que la película, la historia del impacto que una compañía cinematográfica hollywoodense tenía en los habitantes de una villa peruana, fue filmada durante "una larga orgía de sexo y drogas".

Hopper interpretó a un fotoperiodista loco en el desgarrador drama de Francis Ford Coppola sobre la Guerra de Vietnam.

Hopper consideraba su espeluznante papel en el surrealista filme de David Lynch como la mejor actuación de su carrera. Interpretó a Frank Booth, un sádico violador de una pequeña ciudad.

Hopper recibió una candidatura al Oscar por su papel secundario como entrenador alcohólico del equipo de baloncesto de una escuela secundaria.

El cuarto intento de Hopper en la dirección. Sean Penn y Robert Duvall interpretaron a policías de Los Angeles que combatían a las pandillas de la ciudad.

En un papel familiar como villano trastornado, Hopper interpretó a un agresor que manipuló un autobús para que explotara si bajaba de los 80 kilómetros por hora. Keanu Reeves y Sandra Bullock también protagonizaron esta película que obtuvo gran éxito mundial.

Hopper interpretó a la Muerte en el ridiculizado drama de Wim Wenders que no fue estrenado en Estados Unidos. Su mejor línea fue: "Estoy cansado de ser el tipo malo".