Domingo, 30 de Mayo de 2010

Lakers y Celtics disputarán la final de la NBA

Reuters ·30/05/2010 - 09:09h

Gracias a un inspirado Kobe Bryant, Los Ángeles Lakers se reservaron el sábado un lugar en la final de la NBA, al vencer a los Phoenix Suns por 111-103 en el sexto partido de la serie decisiva para ganar el título de la Conferencia Oeste por 4-2.

Los Lakers, que ganaron su título número 15 de la NBA el año pasado, aguantaron una tardía remontada de los Suns para liquidar la serie en su primera opción y se enfrentarán ahora a los Boston Celtics en una serie al mejor de siete partidos.

El escolta Bryant fue el máximo anotador de Los Ángeles con 37 puntos, acertando 12 de sus 25 lanzamientos desde el campo, mientras que Ron Artest contribuyó con 25 tantos y el veterano Derek Fisher sumó 11.

Amar'e Stoudemire logró 27 puntos para los Suns, quienes lograron reducir una desventaja de 18 puntos en la segunda mitad para quedarse apenas a tres por debajo cuando quedaban dos minutos de juego.

"Con un equipo lanzador de triples como Phoenix, tu sabes que cualquier ventaja no es imposible (de remontar)", dijo el técnico de los Lakers, Phil Jackson, a periodistas. "Tal como lo mostraron, nosotros teníamos una ventaja de 18 puntos y ellos volvieron a meterse en el partido en pocos minutos", agregó.

Los Lakers recibirán a los Celtics en el primer partido de la final de la NBA el jueves, en el duodécimo enfrentamiento de máxima rivalidad para decidir el campeonato.

"Veremos cuánto hemos madurado", dijo Bryant. "Ellos nos enfrentaron extremadamente bien en la final hace un par de años. Ahora es una prueba para ver cuánto hemos crecido", agregó.

El partido del sábado comenzó con un ritmo frenético y ambos equipos lanzaban con precisión, hubo ocho cambios en el liderazgo antes de que los Lakers cerraran el primer cuarto 37-34 al frente.

RECUPERANDO EL CONTROL

Phoenix se puso por delante 43-42 al comienzo del segundo, pero Los Ángeles recuperaron el control con una racha 11-3 antes de un increíble triple de Bryant dejara a su equipo 65-53 a su favor en el medio tiempo.

Con Artest y Bryant encestando sus tiros desde todos los ángulos, los Lakers aumentaron su ventaja hasta 18 puntos antes de terminar el tercer cuarto 91-74 adelante.

Una emotiva disputa al comienzo del último cuarto estuvo cerca de cambiar el resultado del partido.

Por otro lado, el escolta reserva de los Lakers Sasha Vujacic fue sancionado con una clara falta tras pegar un codazo a Goran Dragic después de que su compatriota esloveno le provocara tras anotar dos puntos.

Dragic los aprovechó y anotó los lanzamientos de falta y una bandeja sucesiva para dar a los Suns una racha 8-0 antes de que acortaran su desventaja hasta 95-90 a cinco minutos y 35 segundos del final del partido.

Un contraataque hacia la canasta de Steve Nash para meter una bandeja inversa redujo la ventaja de los Lakers a 99-96, pero Bryant tranquilizó a su equipo con dos tiros libres y y dos canastas de lejos en los últimos dos minutos.

El último de sus lanzamientos fue realizado desde 7 metros con el jugador de los Suns Grant Hill frente a él, uno de los varios lanzamientos de la noche que le merecieron los elogios del técnico de Phoenix, Alvin Gentry.

"¿Era Kobe o era Michael (Jordan)?", dijo Gentry con una amplia sonrisa. "No podría decir la diferencia. Fue una presentación grandiosa. Hicimos todo lo posible", afirmó.

"Nosotros realizamos un gran marcaje. El los superó sin ayuda. Nosotros nos hemos enfrentado al mejor jugador de baloncesto. Para mí, es un asesino. Mete todos los tiros difíciles y cada una de las grandes jugadas", concluyó.