Sábado, 29 de Mayo de 2010

El Gobierno de Cameron afronta su primer escándalo

Un ministro dimite después de admitir haber recibido fondos públicos del Parlamento por el piso que compartía con su novio

IÑIGO SÁENZ DE UGARTE ·29/05/2010 - 18:51h

El Gobierno británico ha perdido una de sus piezas más valiosas. El número dos del Ministerio de Hacienda, David Laws, ha presentado la dimisión unas horas después de admitir que cargó a los presupuestos del Parlamento 950 libras al mes (1.120 euros) entre 2004 y 2009  por el alquiler de una habitación en Londres, lo que supone una vulneración de las normas de la Cámara.

El dueño del piso era su compañero sentimental con el que tiene una relación estable desde 2001. Los parlamentarios de fuera de Londres tienen derecho a recibir una compensación por los gastos de alquiler o de hipoteca por su segunda residencia, pero no si el pago se hace al cónyuge o pareja de hecho.

Laws, de 44 años, no necesitaba precisamente el dinero. Es millonario desde antes de cumplir los 30 años por su trabajo en un banco de inversiones de la City. 

Sólo quería ocultar que tenía una relación con otro hombre, según la explicación que dio en la noche del viernes: “James y yo somos personas con un alto sentido de la privacidad. Tomamos la decisión de mantener nuestra relación en secreto y creo que teníamos derecho a ello. Mi motivación no consistía en aumentar mis beneficios, sino en proteger nuestra privacidad y en mi deseo de no revelar mi sexualidad”.

Ni en su antiguo trabajo en la industria financiera ni en la política, Laws se sintió libre como para desvelar su identidad sexual. El respeto de la sociedad británica a los homosexuales es muy superior ahora a lo que ocurría hace diez o veinte años, pero en los ámbitos sociales en los que se movía Laws probablemente no llegaba a tanto.

“De forma responsable”

David Laws había prometido devolver a la Cámara 47.000 euros recibidos de forma indebida. Él mismo sabía que no era suficiente. “No puedo obviar el hecho de que lo que hice estaba mal”, dijo al presentar la dimisión. “La gente espera que los políticos se comporten de forma responsable”.

Laws, liberal demócrata, era una de las estrellas emergentes del nuevo Gobierno de coalición. Aunque su cargo es similar al de un secretario de Estado de Hacienda en España, tiene rango de ministro. Era en realidad mucho más importante que la mayoría de sus compañeros de Gabinete al ser el encargado de administrar el recorte del gasto público.

De hecho, tras el anuncio esta semana de un primer recorte de 6.200 millones de libras, fue él, y no el ministro de Hacienda, el encargado de defender la medida en la Cámara de los Comunes. Algunos compañeros de partido salieron en su defensa. El ex líder liberal Paddy Ashdown dijo que no dudaba de la integridad de Laws.

Cameron hizo campaña a favor de la regeneración de la política. Cuando se produjo el escándalo de los gastos de los parlamentarios en la anterior legislatura, fue implacable con los diputados conservadores que habían pasado facturas exageradas. Ahora no podía hacer una excepción con Laws .