Archivo de Público
Jueves, 27 de Diciembre de 2007

El New Flame estará varado al menos hasta marzo

Gibraltar anuncia que iniciará el desmontaje en doce días

ÁLVARO LÓPEZ MILLÁN ·27/12/2007 - 21:23h

Las tareas para retirar el New Flame, el buque chatarrero encallado en aguas territoriales de Gibraltar desde hace cuatro meses, comenzarán “en diez o doce días”, pero los trabajos se prolongarán tres meses como mínimo.

Así lo aseguró ayer en Málaga el ministro principal de la colonia británica, Peter Caruana, quien, aunque insistió en ponerlo en duda, esta vez no descartó que los restos de material contaminante recogidos en las playas de Algeciras pertenezcan a este barco de bandera panameña que se partió en dos el pasado sábado. Hasta el miércoles, los equipos de limpieza habían retirado de las playas algecireñas 144 toneladas de hidrocarburo mezclado con arena.

Ayer aparecieron nuevos residuos en las playas de Getares y El Rinconcillo, aunque en menor cantidad que en días anteriores.Caruana anunció el desmontaje del New Flame tras el almuerzo que compartió con el secretario de Estado de Exteriores del Gobierno español, Bernardino León, quien trasladó “la preocupación” del Ejecutivo central y de la Junta de Andalucía por este asunto.

Mientras continúa arreciando la polémica, Gibraltar recurre al “quien contamina paga” para contestar al anuncio de demanda de la Junta de Andalucía para reclamar daños y perjuicios a la colonia británica.

Afrontará la responsabilidad

Caruana afirmó ayer que “las responsabilidades se tienen que establecer por las leyes internacionales”. Y que Gibraltar asumirá las suyas si de demuestra que el fuel procede del barco: “Si ha salido del New Flame, a afrontar las responsabilidades que caigan, y, si no es así, otros las tendrán que afrontar”, indicó.

No obstante, Peter Caruana, quien calificó el siniestro del carguero como un “accidente serio”, insistió en que “si hay manchas causadas por gasoil pesado no es posible que haya sido el New Flame”. Así, el ministro principal del Peñón especificó que sólo podrían proceder del barco encallado si es lubricante “siempre y cuando sea en cantidades pequeñas”.

Por este motivo, Gibraltar ha solicitado a la Autoridad Portuaria de Algeciras, con quien dijo que está compartiendo toda la información posible, los restos del carburante recogido en las playas de la localidad gaditana para que lo analicen los expertos que están trabajando para solucionar este accidente medio ambiental.

En referencia a las acusaciones vertidas sobre la actuación en esta crisis de su ejecutivo, Caruana subrayó que “no las puede tolerar” y explicó que su gobierno “es sensible a la preocupación de la opinión pública española”.