Viernes, 28 de Mayo de 2010

La Semana Negra de Gijón renuncia a escritores nórdicos y vampiros enamorados

EFE ·28/05/2010 - 15:24h

EFE - El director de la Semana Negra, Paco Ignacio Taibo (d), acompañado por el concejal de Festejos de Gijón, José Manuel Sariego (i), durante la rueda de prensa en la que ha presentado un avance de la programación de la edición de este año, que se realizará entre el 9 y el 18 de julio próximos.

La Semana Negra de Gijón, que se desarrollará desde el 9 al 18 de julio próximos, se convertirá en el "único" festival literario del verano "sin escritores nórdicos ni vampiros enamorados", según ha anunciado hoy su director, Paco Ignacio Taibo.

La organización del certamen ha pretendido "romper con la moda" de que todo evento vinculado a la literatura policiaca "que se precie" debe invitar a autores del norte de Europa y tener una estética de "vampiros sin sustancia", y este año ha dado prioridad a los autores sudamericanos.

Taibo ha considerado que el festival ha cumplido sobradamente con la literatura negra nórdica ya que sus autores más destacados han estado presentes en ediciones anteriores y ha destacado el "empuje" que de los escritores del Cono Sur, fundamentalmente argentinos.

"Es como si los ecos de la crisis económica le hubieran mandado a la literatura un montón de talento que ahora está brotando", ha afirmado el director de la Semana Negra.

Dos argentinos, Guillermo Orsi y Carlos Salem; un mejicano, Eduardo Monteverde;y dos españoles, Carlos Bardem y Cristina Fallrás, son los finalistas que optan al premio Hamett que concede anualmente la Sociedad de Escritores Policiacos a la mejor novela negra publicada en el último año.

Otro argentino, Javier Sinay, competirá con el mejicano Javier Valdés Cárdenas y con el español Mariano Sánchez Soler por el Rodolfo Walsh, que otorga la Semana Negra a la mejor novela de no ficción o basada en hechos reales.

Unos 150 escritores han sido invitados para participar en la próxima edición del festival que se realizará por segundo año consecutivo junto a la playa de El Arbeyal, en la zona oeste de la ciudad, y que esta vez ha asumido un recorte presupuestario del 7 por ciento como consecuencia de la crisis económica.

Taibo, que ha presentado un avance de la programación acompañado por el concejal de Festejos del Ayuntamiento, José Manuel Sariego, ha asegurado que los recortes presupuestarios "no van a afectar sustancialmente" al desarrollo de las actividades previstas porque las dificultades se han solventado "con imaginación".

La organización ha "intentado ahorrar" en aquellas cosas que no fueran "imprescindibles" ni provocaran una merma en la calidad lo que ha obligado "a pedir muchos favores y afortunadamente muchos se han conseguido", ha afirmado el director.

La Semana Negra ha programado un homenaje al bicentenario del nacimiento del compositor polaco Frederic Chopin e intentará "parar el caos sonoro" del recinto para que durante un par de minutos se haga el silencio para que se pueda escuchar una polonesa.

Este objetivo tiene, según Taibo, "una logística muy difícil", porque a la estridencia de las atracciones de feria, los distintos estilos musicales que se alternan en los "chiringuitos", y las voces que dan los vendedores ambulantes se suma el murmullo de la multitud que acude a un evento por el que pasan en torno a un millón de visitantes y en el que también se venden libros, 54.000 en 2009.