Viernes, 28 de Mayo de 2010

Victoria Civera plasma el silencio en 47 pinturas expuestas en el CAC Málaga

EFE ·28/05/2010 - 18:23h

EFE - Unas personas observan la obra "Jumba" de la artista valenciana Victoria Civera que expone desde hoy en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga una selección de 47 pinturas de los últimos diez años, que según la propia creadora hablan "de la soledad, la quietud, el movimiento, la inestabilidad, la fantasía y , sobre todo, del silencio".

La artista valenciana Victoria Civera expone desde hoy en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga una selección de 47 pinturas de los últimos diez años, que según la propia creadora, hablan "de la soledad, la quietud, el movimiento, la inestabilidad, la fantasía y, sobre todo, del silencio".

El título de la exposición, "Atando el cielo", significa para ella "la imposibilidad de atar el Universo, la vida, el arte, las personas y a todo en general", ha dicho en rueda de prensa Civera, que cree que en sus pinturas se produce "un diálogo secreto entre equilibrio e inestabilidad".

Dentro de su proceso creativo, recopila imágenes que le atraen de revistas y libros, las almacena en una carpeta y después las recorta y monta.

"El proceso de la pintura es tan inestable que llega un momento en el que la primera idea desaparece, pero siempre el artista está intentando atrapar algo que es inalcanzable", ha añadido la creadora valenciana.

Victoria Civera (Port de Sagunt, 1955) se convierte así en la primera mujer que expone en el espacio principal del CAC Málaga, en el que se programa cada año una exposición de un artista español destacado, y por el que han pasado nombres como Santiago Serra, Jaume Plensa, Juan Uslé, Miquel Barceló o Chema Cobo.

El director del CAC Málaga y comisario de la exposición, Fernando Francés, ha apuntado que esta muestra "obvia" las instalaciones, los dibujos y las esculturas de Civera y se centra en una "faceta espectacular" de su obra, la pintura.

Según Francés, esta autora "siempre ha hecho un recorrido de vuelta a la pintura, quizá porque es donde mejor reflexiona sobre algunas claves de su trabajo y de su pensamiento, fundamentadas en aspectos de la memoria y la casualidad".

En sus obras destaca el signo del círculo, "como representación del nacimiento del mundo y de la maternidad y como una diana para centrar la atención", ha afirmado el director del CAC Málaga, que ha recordado que Civera comenzó a hacer este tipo de círculos "cuando se quedó embarazada".