Viernes, 28 de Mayo de 2010

Al menos 53 muertos en dos ataques en Pakistán

Reuters ·28/05/2010 - 13:47h

Al menos 53 personas murieron en ataques contra dos mezquitas en la ciudad de Lahore, en el noreste de Pakistán, dijeron varios responsables de un hospital.

Las fuentes agregaron que más de 100 personas resultaron heridas. En una de las localidades, Garhi Shahu, fallecieron 34 personas y en la otra, Model Town, 19.

Los hombres armados empezaron a disparar poco después de las plegarias del viernes y lanzaron lo que podrían ser granadas contra dos mezquitas de la comunidad Ahmadía en unos barrios residenciales de la capital cultural de Pakistán.

En Model Town, lugar del otro ataque, la policía dijo que un hombre armado había sido arrestado y que otro había muerto. Otros atacantes escaparon y uno disparó a una furgoneta de la televisión antes de que el área tuviera controlada

"Era joven, iba bien afeitado. Disparó sobre nuestra furgoneta mientras huía del lugar", dijo a Reuters Rabia Mehmud, un periodista de Express Television.

Testigos dijeron que los ataques fueron lanzados poco después de las plegarias.

"Vi algunos hombres armados correr hacia el lugar de rezo de los ahmadías y luego escuché explosiones y fuego de armas", dijo a Reuters Mohammad Nawaz, un vecino.

No hubo una reivindicación inmediata, pero las sospechas pronto cayeron en los talibanes paquistaníes.

"La operación aún no ha terminado, así que es demasiado pronto para decir quién está detrás de estos ataques. Pero supongo que es como la mayoría de los otros ataques, puede haber algún vínculo con los talibanes o sus militantes asociados", dijo un responsable de seguridad en Lahore.

Los ahmadías son una secta musulmana minoritaria fundada a fines del siglo XIX. Pakistán es el único estado musulmán que los ha declarado como no musulmanes. Sus cuatro millones de miembros han visto sus derechos religiosos restringidos por ley en este país.

Pakistán, un aliado clave de Estados Unidos en la lucha contra los integristas, suele ser escenario de violencia sectaria, con extremistas de grupos suníes atacando a comunidades chiíes o cristianas.