Viernes, 28 de Mayo de 2010

Israel deportará o detendrá a los activistas rumbo a Gaza

El Ejército israelí amenaza a los barcos que viajan a la franja con ayuda humanitaria

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·28/05/2010 - 02:00h

M. HAMS / AFP - Miembros de Hamás en la ciudad de Gaza.

Unos 600 activistas internacionales, entre los que hay tres españoles, se dirigen a la franja de Gaza a bordo de nueve embarcaciones que transportan unas 10.000 toneladas de ayuda humanitaria destinada al millón y medio de palestinos que viven en ese territorio y que desde 2007 han estado sometidos a un férreo bloqueo terrestre, marítimo y aéreo por parte de Israel.

El Gobierno de Israel dijo este jueves que dará a los activistas la posibilidad de elegir entre una deportación voluntaria inmediata a sus países de origen y al parecer Israel correrá con los gastos del pasaje aéreo o su traslado forzoso a una prisión de Bersheba, situada al sur de Israel. "Queremos acabar con esto de la manera más rápida y eficiente posible", admitió Maya Kadosh, del Ministerio de Exteriores.

La flotilla va con algún retraso y no se espera su llegada al puerto de la ciudad de Gaza hasta el sábado, como muy pronto. Sin embargo, es muy probable que nunca llegue a su destino, puesto que el Ejército israelí ha decidido impedirles el paso y conducir las embarcaciones al puerto de Ashdod, donde ya se han habilitado algunas tiendas de campaña para los activistas.

Campaña de propaganda

En los últimos días, las autoridades israelíes han llevado a cabo una importante campaña de propaganda para contrarrestar la de los activistas internacionales. Israel dice que en la franja de Gaza existen alimentos y no falta de nada, y que el bloqueo se aplica únicamente a armas y materiales de construcción que Hamás puede usar en construcciones militares. No obstante, prácticamente la totalidad de las ONG que operan en Gaza sostienen lo contrario.

En Ashdod, el ejército examinará el cargamento de la flotilla para determinar si contiene armas y posteriormente lo entregará a las Naciones Unidas para su distribución. De esta manera, Israel quiere mostrar al mundo que no está bloqueando la franja de Gaza. El ejército dijo este jueves que no descarta utilizar la fuerza si los activistas no obedecen sus órdenes.