Jueves, 27 de Mayo de 2010

Revilla: "Procuro ser agradable pero tengo un punto de mala leche"

El presidente de Cantabria asegura que ha acabado muy mal con Pepe Blanco y amenaza con no revalidar su acuerdo de Gobierno con el PSOE

SERVIMEDIA ·27/05/2010 - 16:32h

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, sigue muy enfadado con el Gobierno por la suspensión de las obras del AVE a Cantabria . Este jueves afirmó que en las "discusiones telefónicas" que mantuvo con el ministro de Fomento, José Blanco, a cuenta de la suspensión de la ejecución de las obras del AVE a Cantabria, "hemos acabado muy mal".

Revilla insistió en que "han sido unas discusiones telefónicas muy duras y ahora lo tengo en manos del presidente del Gobierno", ya que el titular de Fomento le comunicó la suspensión de dichas obras cuando la fiesta de la inauguración estaba ya preparada.

"No entiendo que el Gobierno, para reducir costes, quiera parar las subvenciones públicas, es un error; que lean a Keynes, reduciremos el déficit, pero tendremos un millón más de parados, la obra pública es imprescindible porque genera empleo y mejora el país", matizó.

"Con Blanco he acabado muy mal"

El presidente de Cantabria advirtió que "estoy esperando que Zapatero me llame, me dijo 10 ó 12 días, 10 días son hoy, espero que la semana que viene me llame y me dé explicaciones convincentes en aras de que esa obra siga adelante".

En este sentido, añadió que "si no, no tiene sentido que se mantenga un pacto cuando la base de ese pacto es el AVE, todos los AVE de España están acabados o en obra, menos el nuestro, es terrible que nos digan que tenemos que venir a Madrid por Bilbao, eso no lo vamos a aceptar".

"Estoy de presidente en la medida en que sea útil a los ciudadanos, si yo he hecho un pacto en el 95 con el PP de comprometer la autovía de la Meseta y ahora el compromiso es el AVE y no lo hacen... ¿qué pinto yo en ese gobierno, o qué pintan ellos?", dijo.

"He sido pelota con el Gobierno"

El presidente regional lamentó que "parece que no es rentable mantener una región que no es conflictiva", y advirtió que "procuro ser agradable, pero tengo un punto de mala leche cuando tocan a una comunidad que no se merece esto".

Revilla aclaró que "si la obra se tiene que retrasar un año, de acuerdo, lo que no voy a aceptar es que digan que no se hace, eh... eso, no...".

"Yo soy en algunos momentos hasta pelota con el Gobierno, les he dado jabón, porque uno viene a Madrid a pedir cosas, pero que no piensen que esa actitud mía va a ser la misma, porque el AVE es innegociable, si no, no tiene sentido que sigamos" con el pacto de Gobierno en Cantabria.

Finalmente, barajó que "puede que el ministro de Fomento haya parado todo para reprogramar, pero el que no puede pagar el pato es el AVE de Cantabria, que es el único que no ha empezado" a construirse.

Noticias Relacionadas