Jueves, 27 de Mayo de 2010

El TC rechaza declararse incompetente para sentenciar el Estatut

"No ha lugar" a la petición formulada por la Generalitat y el Parlamento de Catalunya

EFE ·27/05/2010 - 15:08h

El Tribunal Constitucional (TC) ha rechazado declararse incompetente para emitir una sentencia sobre los recursos contra el Estatut de Catalunya, al considerar que, según la Ley Orgánica del Poder Judicial, "no ha lugar" a la petición formulada por la Generalitat y el Parlamento de Catalunya.

Así lo afirma el Alto Tribunal en ocho providencias que ha dictado hoy en respuesta al escrito presentado por la Generalitat en relación con el recurso del PP y a los remitidos por el Parlamento de Catalunya referidos a cada uno de los siete recursos de inconstitucionalidad presentados contra el Estatut, respectivamente.

En los escritos de la Generalitat y del Parlamento de Catalunya se instaba al TC a declararse incompetente y no pronunciarse sobre el Estatut.

En dichas providencias, el Tribunal Constitucional responde que no ha lugar a lo solicitado por la Generalitat y el Parlament, y cita el artículo 17.2 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC), según el cual los magistrados "continuarán en el ejercicio de sus funciones hasta que hayan tomado posesión quienes hubieren de sucederles".

En los escritos remitidos al TC por la Generalitat y el Parlamento de Cataluny se instaba al tribunal a declararse incompetente y no pronunciarse sobre el Estatut. En concreto el documento del Parlament alertaba de la "pérdida de legitimidad" del TC para dictar una sentencia al "incumplir un requisito exigido por la Constitución", como el principio de mandato limitado de los magistrados, ya que cuatro de ellos se mantienen en el órgano pese haber cumplido su mandato en 2007.

Sin embargo, el pleno del Tribunal Constitucional insiste en cada una de las ocho providencias dictadas hoy en que es la propia ley orgánica que regula el tribunal la que establece que hasta que no tomen posesión los que sean designados nuevos magistrados, permanecerán en funciones los que ya han cumplido su mandato.

Por lo tanto, mientras no haya un acuerdo entre las fuerzas políticas que permita la renovación de los magistrados en funciones, el tribunal con su actual composición seguirá deliberando sobre la sentencia del Estatut, que lleva casi cuatro años pendiente.

La petición del gobierno y el parlamento catalán tenía lugar tras el pleno celebrado por el TC el pasado día 16, en el que la presidenta, María Emilia Casas, asumió la ponencia del Estatut de Catalunya después de que el sexto borrador de sentencia fuera retirado por el ponente, el conservador Guillermo Jiménez, que no consiguió el respaldo suficiente para sacarlo adelante.

Noticias Relacionadas