Jueves, 27 de Mayo de 2010

Feijóo insta a Zapatero a reflexionar sobre las elecciones tras la Presidencia de la UE

EFE ·27/05/2010 - 14:15h

EFE - El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo. EFE/Archivo

El jefe del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha emplazado a José Luis Rodríguez Zapatero a que reflexione, cuando concluya la Presidencia española de la UE, sobre la posibilidad de convocar elecciones, por entender que no es el presidente "que nos va a sacar de la crisis".

A preguntas de los periodistas por la aprobación este mediodía en el Congreso de los recortes del Gobierno, el jefe del Ejecutivo gallego consideró que el decreto es "de dudosa legalidad" por las modificaciones que se han introducido en él.

Sobre si, a su juicio, la solución a la actual coyuntura pasa por unas elecciones anticipadas, Núñez Feijóo manifestó que la Presidencia española de la UE se ha convertido en el "mejor escaparate de la mala gestión de un Gobierno".

Para el presidente gallego, tras la aprobación por escaso margen del decreto ley, "lo que parece razonable es que el presidente, finalizada la Presidencia de la UE, reflexione si es un obstáculo más para salir de la crisis".

Con esta "enmienda a la totalidad que ha hecho hoy el Congreso", apuntó, "no parece muy razonable que sea el presidente que nos saque de la crisis económica"

Alberto Núñez Feijóo insistió en que lo mejor en estos casos, "cuando uno no puede servir a su país, es cuestionarse muy seriamente si debe consultar a su país, que en democracia" se llama convocar elecciones, dijo.

"En este momento de responsabilidad por la crisis que estamos padeciendo, el presidente del Gobierno actual no va a liderar la salida de la crisis en España", dijo.

Por ello, recomendó al presidente del Gobierno que "reflexione sus propias competencias constitucionales, y que valore muy seriamente" si tras el 30 de junio, en que finaliza la Presidencia española de la UE, "debe consultar a los ciudadanos sobre el futuro del Gobierno de España"

Núñez Feijóo también lamentó el procedimiento para aprobar el decreto al que se han agregado correcciones, por lo que se preguntó "a ver dónde acaba" este asunto y manifestó que los recortes decididos por el Gobierno "no son para resolver la crisis", sino para atajar el déficit público generado por la "improvisación y la frivolidad" del propio Ejecutivo.

El Real decreto, concluyó, recorta el gasto público en la misma medida en que "gastamos en el plan E para tener las mejores aceras de Europa", por lo que consideró que no es razonable que los pensionistas paguen "las aceras que el Gobierno financia a los ayuntamientos", ni que "todos paguemos una improvisación".