Domingo, 30 de Septiembre de 2007

Año de lluvias

El año hidrólogico se cierra en España con precipitaciones que superan en un 10% la media histórica

En general ha hecho más calor, aunque el verano ha sido frío

MARIA GARCIA DE LA FUENTE ·30/09/2007 - 19:55h

Húmedo y cálido. Así ha sido el año hidrológico que concluyó ayer y en el que, por fin, ha llovido.

En el conjunto de España, las precipitaciones han aumentado entre un 5% y un 10% por encima de la media histórica, aunque con algunos matices. Las lluvias han caído este año, sobre todo, en Galicia, Castilla y León, La Rioja, Navarra, Madrid, Extremadura y Castilla-La Mancha, donde ha sido una temporada más húmeda de lo normal.

En la Comunidad Valenciana, Murcia y la zona cantábrica las precipitaciones se han movido en valores normales, mientras que Cataluña ha vivido uno de los años más secos. En Andalucía oriental, mientras tanto, ha llovido por debajo de los valores normales, es decir, los de la serie histórica 1971-2000.

El año hidrológico comienza hoy, primer día de octubre, el Instituto Nacional de Meteorología (INM) elige esta fecha para evitar las variaciones del comienzo de las estaciones. Además, es una fecha fija que suele coincidir con el inicio del periodo de lluvias otoñales.En el recién terminado año de precipitaciones han ocurrido varios acontecimientos singulares.

El más extraño comenzó en la tarde del 23 de mayo, cuando los cielos de La Mancha se cubrieron de nubes. En la comarca de Alcázar de San Juan nadie había previsto que iban a vivir la mayor tormenta de su historia. Una borrasca fría chocó con un viento cálido y húmedo, el frente se situó encima de la localidad y no se movió en 24 horas, dejando más de 200 litros por metro cuadrado en algunos puntos. Parecía que el cielo se desplomaba sobre los campos. Este fenómeno, que los expertos denominan supercélula, se caracteriza por unas fuertes corrientes verticales en rotación. En este caso, además, el fenómeno fue estacionario (permaneció sobre un mismo lugar).

El Lagarto Gigante de El Hierro

Otra de las singularidades del año tuvo lugar en la isla de El Hierro; afectó especialmente al Lagarto Gigante (gallotia symonyi), que se encuentra en peligro de extinción. Un temporal descargó hasta 400 litros por metro cuadrado en 48 horas, provocando un alud de piedra y roca que desplomó el techo del centro de cría en cautividad de esta especie, un reptil endémico de Canarias. Un total de 182 ejemplares murieron, 78 sobrevivieron -a finales de agosto nacieron 15 lagartos y se espera que puedan ser liberados algún día en su hábitat natural-.

En cuanto a las temperaturas, el jefe del Área de Aplicaciones Climatológicas del INM, Antonio Mestre, resume: "El invierno tuvo un carácter cálido, al igual que la segunda mitad de la primavera". El verano registró valores normales de temperatura, alternando periodos cálidos de corta duración con otros con temperaturas más bajas de lo habitual. Comparado con los veranos anteriores, el último ha podido percibirse como fresco, ya que los periodos estivales anteriores fueron muy calurosos. De hecho, 2006 fue "extremadamente cálido".

El año del tiempo que terminó ayer se despidió con las primeras nieves del otoño en puntos elevados del norte peninsular, por encima de 1.500 metros. Y para el comienzo del nuevo año, los modelos indican que de octubre a diciembre las temperaturas estarán algo por encima de la media en el sur de la Península. El portavoz del INM, Ángel Rivera, explica que, con respecto a la lluvia, la tendencia prevista es que en el norte y oeste peninsular se registren menos precipitaciones que en la media histórica para esta época. "No se esperan muchos temporales atlánticos", advierte Rivera.

Noticias Relacionadas