Miércoles, 26 de Mayo de 2010

Francia condena a 10 años al etarra Ramón Sagarzazu

El Tribunal de lo Criminal de París también impone penas de 10 y 6 años a sus subalternos Bernard Sansebastián y Oier Goitia por asociación de malhechores

EFE ·26/05/2010 - 16:45h

El Tribunal de lo Criminal de París condenó hoy a 10 años de cárcel al etarra Ramón Sagarzazu y a 10 y 6 años, respectivamente, a los dos subalternos que fueron arrestados junto a él en mayo de 2005, Bernard Sansebastián y Oier Goitia, por asociación de malhechores. El Tribunal considera en su sentencia que Sagarzazu tenía "un papel un poco superior" al de Sansebastián y Goitia, pero no le declara culpable del cargo de dirigente de una organización terrorista por el que había sido acusado.

"No son terroristas ocasionales, son terroristas 365 días al año y 24 horas al día" 

Las penas son inferiores a las reclamadas por la Fiscalía, que había solicitado 15 años de prisión para Sagarzazu (que tiene en la actualidad 45 años), 12 para Sansebastián (59 años) y ocho para Oier Goitia (35 años). En su sentencia, el Tribunal desestima la petición del fiscal de que los dos etarras de nacionalidad española (Sargarzazu y Goiti) sean expulsados de forma definitiva de Francia al término de su condena.

En el caso del tercero, Bernard Sansebastián, de nacionalidad francesa, el fallo prevé la fusión de la pena de hoy con la que se le impuso en 2009 a seis años de prisión. Los tres fueron declarados culpables del delito de "asociación de malhechores", junto a otros cargos, como el de tenencia de armas y falsos documentos o receptación de robo en banda organizada.

Capturados en un piso franco de Romans sur Isère

Sagarzazu, Goitia y Sansebastián fueron capturados en un piso franco de Romans sur Isère el 23 de mayo de 2005, en una operación que condujo a otras viviendas que alguno de los tres había ocupado o había alquilado para otros etarras. La policía francesa considera que el primero participó en la preparación de las negociaciones con el Gobierno español.

Durante el juicio, el capitán de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) francesa, Emmanuel Layet, relató que tras su arresto se le incautó un lápiz de memoria en el que había un texto sobre una reunión preparatoria de las negociaciones con vistas a un alto el fuego de la organización terrorista.

El documento, con fecha de 16 de mayo de 2005, daba cuenta de ese encuentro en el que había participado Sagarzazu con intermediarios de "una ONG del Premio Nobel" y con un representante del Ejecutivo español para fijar las lenguas de la negociación (español y francés) y el lugar (un pueblo de los Pirineos, aunque los intermediarios proponían como alternativa Noruega), indicó Layet.

Búsqueda y alquiler de viviendas

Sobre Goitia y Sansebastián, el oficial antiterrorista comentó que ambos constituían "un binomio" encargado tanto de buscar y alquilar viviendas clandestinas para los miembros de la organización terrorista, como de comprar material, esencialmente electrónico, para la confección de artefactos explosivos. Su versión coincide básicamente con la que este martes detalló el fiscal, Jean-Claude Kross, al presentar sus conclusiones.

"No son terroristas ocasionales, son terroristas 365 días al año y 24 horas al día", subrayó Kross, que recordó que la "misión" de los etarras que como ellos actúan en Francia es "facilitar el trabajo" de los que cometen los "asesinatos", sobre todo en España.