Miércoles, 26 de Mayo de 2010

De la Vega llama "asilvestrados" a los conservadores

La sesión de control al Gobierno se convierte una vez más en un combate a cara de perro entre la vicepresidenta y Soraya Sáenz de Santamaría

YERAY CALVO ·26/05/2010 - 10:03h

Como el segundo acto de la "lamentable" función teatral de ayer en el Senado. El Congreso de los Diputados ha sido el escenario del habitual choque dialéctico entre la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y la portavoz del grupo conservador en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría.

Soraya, mucho más dura y agresiva en su interpelación que Mariano Rajoy, ha recriminado a los socialistas actuar "sin ideas y sin ideología". "Han gastado el dinero de los ciudadanos", exclamó la conservadora.

De la Vega ha rebatido las críticas con un surtido de derechazos y golpes bajos. "Creemos en los ciudadanos. Queremos generar confianza. Montar algaradas y decir no a todo no puede generar ninguna confianza". La vicepresidenta se iba animando con el paso de los minutos.

"La ceguera electoral les tiene asilvestrados" recriminó. "Aplíquense el cuento". Tiró de ironía para dibujar la actitud de los conservadores en los últimos días. Habló de los caracoles que se comió Rajoy el pasado sábado mientras en Valencia celebraban una fiesta. En palabras de De la Vega: "un minicirco".

También recordó las sonoras declaraciones de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, cuando explicó que ella era "pobre de pedir". "¡Cuánto descaro!", exclamó la socialista.

Las palabras de la dirigente provocaron al instante un gran barullo en la bancada conservadora. Como ya sucedió ayer en el Senado, el presidente de la cámara, José Bono, ha tenido que interrumpir para exigir a los diputados compostura. "Como los españoles nos exigen", recordó a los parlamentarios.

Noticias Relacionadas