Miércoles, 26 de Mayo de 2010

China mantiene la neutralidad y dice que no tiene información de primera mano

EFE ·26/05/2010 - 06:24h

EFE - Activistas surcoreanos prenden fuego a un cartel con el líder norcoreano durante una manifestación contra Corea del Norte celebrada ayer frente a la Asamblea Nacional en Seúl (Corea del Sur).

China mantuvo hoy su neutralidad con respecto al conflicto entre las dos Coreas por el hundimiento de la corbeta surcoreana "Chenonan" (pese a que Pyongyang anunciara la ruptura de toda relación con Seúl), y aseguró que "aún no tiene información de primera mano sobre el incidente".

El viceministro de Asuntos Exteriores chino Zhang Zhijun destacó hoy en rueda de prensa que China sigue con atención el desarrollo de la crisis, pero insistió en que Pekín "no tiene información de primera mano" y la está recopilándo de todas las partes, en alusión tanto a Corea del Sur como a sus vecinos del Norte.

Zhang se mostró extremadamente esquivo a la hora de opinar sobre el asunto que tiene en vilo a Asia Oriental, e incluso prefirió no mencionarlo en muchas de sus respuestas, reiterando que "el diálogo es mejor que la confrontación" y las partes implicadas "deben evitar una escalada de tensiones".

También se negó a confirmar si la crisis será uno de los principales temas en la agenda del primer ministro chino, Wen Jiabao, quien viaja a Corea del Sur el próximo viernes, día 28, para participar en la cumbre entre ambos países y Japón (los días 29 y 30).

No obstante, el viceministro calificó el hundimiento del navío surcoreano de "tragedia" y reiteró las condolencias del Gobierno chino a Corea del Sur y los familiares de las 46 víctimas mortales.

Además, reconoció que China seguirá manteniendo contactos con Estados Unidos y otras partes al respecto de este asunto, que ya fue tratado en el diálogo estratégico y económico que delegaciones de alto nivel de Pekín y Washington mantuvieron esta semana en Pekín.

Zhang subrayó que China es consciente de que "el mundo sigue de cerca el incidente" y por ello "está atenta a los acontecimientos y comprometida a la paz y la estabilidad en la Península Coreana y el proceso de desnuclearización".

"El diálogo es el vehículo para eliminar las tensiones y esperamos que todas las partes ejerzan moderación", concluyó.

Ambas Coreas atraviesan una situación de fuerte tensión por el incidente naval, el peor sufrido en torno a la frontera más militarizada del mundo en 60 años.

China es el principal aliado político y económico de Corea del Norte, país al que ayudó militarmente en la guerra que terminó en 1953 con la división de la península.

Pekín, por otro lado, ha sido desde 2003 el anfitrión de las conversaciones a seis para la desnuclearización de la Península Coreana.

Estas reuniones están paralizadas desde 2008 debido a la negativa norcoreana a sentarse de nuevo en la mesa de diálogo, después de haber recibido sanciones de las Naciones Unidas por sus pruebas nucleares y balísticas.