Martes, 25 de Mayo de 2010

U2 cancela su gira en Norteamérica y Glastonbury

Reuters ·25/05/2010 - 12:22h

Por Mike Collett-White y Ayhan Uyanik

El cantante de U2 Bono abandonó el martes el hospital donde estaba ingresado en Alemania tras someterse a una operación de urgencia en la espalda, pero la lesión ha obligado a la banda irlandesa a posponer todos los conciertos en América del Norte, parte de su gira mundial.

U2 tampoco tocará en Glastonbury, uno de los mayores festivales de música en directo del calendario anual del pop.

El mánager de la banda, Paul McGuinness, dijo a Reuters en el exterior del hospital de Múnich en el que Bono ha estado recuperándose desde la operación el viernes, dijo que el cantante de 50 años "se siente fatal" por los cambios en la gira, que afectará a millones de fans.

"Claramente es una grave lesión y el tiempo necesario de recuperación para rehabilitar a Bono es un gran problema para la gira de U2 y desafortunadamente ha tenido que posponer 16 conciertos en América del Norte", declaró.

"Esos conciertos iban a celebrarse entre el 3 de junio en Salt Lake City y el 19 de julio en el estadio Meadowlands", añadió.

La primera fecha posible para el regreso de Bono, según con la web de la banda, sería el 6 de agosto en Turín, Italia.

El grupo tenía previsto ser cabeza de cartel en el principal escenario de Glastonbury el 25 de junio, pero también se ha cancelado.

"Me parte el corazón", dijo el cantante en un comunicado colgado en la web del festival. "De verdad queríamos estar ahí para hacer algo especial, incluso habíamos escrito una canción especialmente para el festival".

GOLPE A LIVE NATION

La lesión de Bono ha sido un revés para la banda y sus millones de fans, que esperaban verles este año en la segunda parte de su gira mundial U2 360. También afectará a Live Nation, la compañía de conciertos que firmó un acuerdo de 12 años para gestionar el 'merchandising', los derechos digitales y de marca, así como las giras de una de las bandas de música con mayor éxito del mundo.

"Obviamente Bono se siente fatal por perderse esos conciertos y estamos trabajando lo más rápidamente posible con Live Nation para reubicarlos y reprogramarlos para el próximo año", declaró McGuinness.

"Para un artista como él perderse actuaciones es algo terrible y se siente fatal por ello. No debería. Lo más importante para él es ponerse bien y regresar con su máxima potencia como artista".

Jörg Tonn, el neurocirujano que trata a la estrella, describió la enfermedad de Bono como una "dolencia repentina" que causó una parálisis temporal parcial. La lesión se produjo mientras el cantante entrenaba preparándose para la gira.

"Ya tenía un dolor agudo con parálisis parcial de la pantorrilla. Los ligamentos que rodean el disco tenían un desgarro de ocho milímetros y durante la intervención descubrimos que fragmentos del disco habían entrado en el canal espinal", apuntó.

"La intervención quirúrgica era el único tratamiento para una recuperación completa y evitar una parálisis mayor. Bono está ahora mucho mejor con la recuperación completa de su déficit motor".

"Su prognosis es excelente pero para obtener un resultado duradero debe entrar en un periodo de rehabilitación".

La gira de 2009 contribuyó a que la banda ingresara 109 millones de dólares (unos 87 millones de euros) el año pasado, según la revista musical Billboard. Estaba previsto que la gira U2 360, llamada así por una plataforma circular gigante, se convirtiera en la de mayor recaudación de la historia.

La banda, con éxitos como "Sunday Bloody Sunday" y "Where the Streets Have No Name", es una de las más importantes del mundo. Han vendido unos 150 millones de discos, según las estimaciones no oficiales.