Lunes, 24 de Mayo de 2010

Asocian la irregularidad menstrual con la enfermedad cardíaca

Reuters ·24/05/2010 - 17:45h

Las mujeres con ciclos menstruales irregulares tendrían más riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca que otras mujeres.

Un nuevo estudio sobre más de 23.000 holandesas controladas durante una década reveló que las que habían tenido períodos irregulares eran un 28 por ciento más propensas que aquellas con períodos regulares a desarrollar problemas del corazón.

Eso no ocurrió en las mujeres con ciclos menstruales regulares (30 o más días entre períodos) o regulares cortos (26 o menos días entre períodos).

Pero a pesar del riesgo relativamente alto, la mayoría de las mujeres irregulares no desarrolló problemas cardíacos durante el estudio. Entre las 4.000 participantes que pertenecían a este grupo, a 150 se les diagnosticó enfermedad coronaria durante los 10 años.

Más de 17.000 pacientes dijeron haber tenido períodos regulares (entre 27 y 29 días) o regulares cortos. De este total, 530 desarrollaron enfermedad coronaria. Las participantes tenían 50 años al inicio del estudio.

Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOP) tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2 que el resto de las mujeres de su edad. Con este trastorno, los ovarios producen una gran cantidad de hormonas masculinas y los ciclos menstruales son irregulares o inexistentes.

Los nuevos resultados sugieren que, aun sin SOP, las irregularidades no tan extremas en el ciclo menstrual estarían asociadas con el riesgo de enfermedad cardíaca, según el equipo del doctor Gerrie-Cor M. Gast, del Centro Médico Universitario Utrecht, en Holanda.

Las causas potenciales se desconocen. Dado que el estrógeno tendría un efecto protector en el corazón y las arterias (en el SOP hay un desequilibrio hormonal), el equipo de Gast midió los niveles hormonales de un subgrupo de las participantes.

Los autores no hallaron evidencias de que la alteración de esos niveles explicara la relación entre los períodos menstruales irregulares y el riesgo cardíaco. Tampoco lo hicieron factores como el peso y la presión o el colesterol elevados.

El SOP y los ciclos menstruales prolongados (40 días o más entre períodos) aumentan el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, un factor de riesgo cardíaco.

En el estudio, las mujeres con ciclos irregulares tendían a tener más riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas con períodos regulares. Pero la relación no fue estadísticamente significativa.

FUENTE: Fertility and Sterility, online 7 de mayo del 2010.