Lunes, 24 de Mayo de 2010

El último jefe militar de ETA detenido participó en el asesinato de dos guardias civiles en Capbreton

EFE ·24/05/2010 - 17:13h

EFE - El presunto jefe militar de ETA, Mikel Carrera Sarobe, participó en el asesinato de dos guardias civiles en diciembre del 2007 en Capbreton (Francia). En la imagen, un momento del funeral oficiado en Valdemoro (Madrid) por uno de los dos agentes, Fernando Trapero Blázquez. EFE/Archivo

El presunto jefe militar de ETA, Mikel Carrera Sarobe, participó en el asesinato de dos guardias civiles en diciembre del 2007 en Capbreton (Francia), según las pruebas genéticas a las que ha sido sometido tras su detención, han informado a EFE fuentes de la lucha antiterrorista.

Carrera fue detenido el pasado jueves junto a los también presuntos etarras Arkaitz Aguirregabiria y Maite Aranalde en Bayona (Francia).

Los dos guardias civiles, Fernando Trapero y Raúl Centeno, fueron asesinado a tiros en una cafetería de Capbreton (Francia) por un comando formado por dos hombres y una mujer, el 1 de diciembre del 2007.

Una semana después del atentado fueron detenidos en Francia los etarras Asier Bengoa López de Armentia y Saioa Sánchez Iturregi, a los que se relacionó con este homicidio de Capbreton.

Sin embargo, casi un año después, en noviembre de 2008, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció que un etarra detenido en esas fechas declaró a la Policía que el dirigente de ETA Garikoitz Azpiazu, "Txeroki", le confesó que fue él quien asesinó a los guardias civiles.

Según el ministro, dos de los cuatro miembros del "comando Nafarroa", tras ser detenidos, declararon a la Policía que mantuvieron un encuentro con Txeroki y que en esa reunión éste les contó cómo sucedió el atentado de Capbreton.

Los dos etarras declararon que habían oído a Txeroki decir que había participado directamente en el atentado, pero uno de ellos fue más allá y aseguró que el dirigente de ETA reconoció ser el autor de los disparos que acabaron con la vida de los dos agentes.

"Txeroki" fue detenido ese mismo mes, el 16 de noviembre del 2008, cuando su lugarteniente era Mikel Carrera, quien le sucedió al frente del aparato militar de ETA.

Ahora, tras las detención de Carerra, las pruebas genéticas han dictaminado la participación del antiguo lugarteniente de "Txeroki" en el homicidio de los guardias civiles.