Lunes, 24 de Mayo de 2010

El FMI sugiere subir el IVA y las gasolinas

Aplaude el plan de ajuste pero pide que se hagan otras reformas

B.C.B. ·24/05/2010 - 16:16h

EFE/Brendan Hoffman - Dominique Strauss-Kahn, presidente del FMI.

El anuncio del plan de ajuste de Zapatero el pasado miércoles 12 de mayo tuvo unos testigos de excepción: la misión de economistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) encargada de evaluar la situación de la economía española y que había aterrizado 48 horas antes en Madrid para dar fe, in situ, del programa de consolidación fiscal anunciado por el Gobierno.

Los resultados del informe de esta misión se publicaron ayer con un resultado mixto. Por un lado, el FMI no escatima halagos al plan de reducción del gasto pero aconseja que se vayan diseñando ya otras medidas de ajuste que se puedan aplicar en caso de que las previstas se queden cortas. Entre estas posibles medidas, el Fondo sugiere una reducción superior del gasto ("protegiendo a los sectores más vulnerables") y un aumento de los ingresos, mediante la reducción de las deducciones fiscales, una nueva subida del IVA aún "relativamente bajo" en su opinión, pese a que en julio se elevará hasta el 18% y el aumento de los impuestos especiales que gravan la gasolina, el alcohol y el tabaco.

Con todo, los expertos creen que el plan anunciado "mejora la credibilidad [del país], al abordar medidas concretas y valientes, como el recorte de los salarios en el sector público". Los expertos del Fondo creen que el paquete de medidas "fortalece y anticipa el camino para afrontar el ajuste" necesario para llegar a reducir el déficit al 3% del PIB en 2013, desde el 11,2% actual. En este sentido, la organización está de acuerdo en el ritmo imprimido al recorte.

Sin embargo, el informe también advierte de que conseguir estos objetivos es "crítico" y que cualquier "retraso debe ser combatido decididamente". Los riesgos para cumplir la meta, en opinión del FMI, radican en la propia puesta en marcha de las medidas y en las proyecciones oficiales basadas en "una rápida recuperación". Además, los expertos recalcan en varias ocasiones que este plan debe estar acompañado de dos reformas estructurales que son ya clásicas en las recomendaciones del organismo: la del mercado laboral y la reordenación del sector financiero.

En el mercado laboral, urge a su flexibilización y recuerda que el mal funcionamiento obedece al sistema de negociación colectiva y a la dualidad de contratos temporales e indefinidos. Además, pide al Gobierno que actúe si los agentes sociales no llegan a un pacto. En cuanto al sistema financiero, admite que está "sano" pero presionado por los activos invertidos en el sector inmobiliario.

Lo que pide el FMI

- Reforma laboral: propone abaratar el despido de los trabajadores indefinidos e impulsar la flexibilidad salarial mediante la descentralización de la negociación de convenios.

"Hay que tener cuidado de que ninguna reforma incremente los costes fiscales del sistema o dificulte a corto plazo la contratación temporal", sostiene.

- Pensiones:  La institución no muestra una sola duda al respecto. El envejecimiento de la población española crece a pasos agigantados al tiempo que decrece la tasa de natalidad, por lo que es necesaria una "fuerte y rápida reforma de su sistema de pensiones".

Aplaude que se prorrogue la edad para jubilarse de los 65 a los 67 años. 

- Cajas de ahorro: Reforma profunda del marco legal, que por sus restricciones a las fusiones y el cierre del sector a inversores externos, "pone en peligro los fondos públicos".

Propone que las cajas puedan convertir su capital social en acciones.

- Comunidades Autónomas: control más estricto de sus finanzas y creación de un consejo fiscal independiente para analizar sus cuentas.