Domingo, 23 de Mayo de 2010

La responsable de Medioambiente de EEUU visitará el Golfo

Reuters ·23/05/2010 - 08:56h

La máxima responsable de Medioambiente del Gobierno de Estados Unidos visitará la costa del Golfo de México el domingo, mientras el gigante energético BP trata de contener un creciente derrame de petróleo.

La jefa de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por su sigla en inglés), Lisa Jackson, planea regresar al Golfo para supervisar la respuesta del organismo, mientras el secretario del Interior, Ken Salazar, viajará al Centro de Comando de BP en Houston para recibir una actualización de parte del equipo científico general que trabaja en el problema.

Las misiones de los dos miembros del gabinete subrayan la creciente apuesta económica y política del Gobierno de Obama en su manera de tratar el desastre medioambiental, que empeora a cada momento mientras el petróleo fluye desde un pozo roto en el lecho marino.

Salazar también deberá dirigirse a los medios el día después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama culpara del derrame a "una falta de responsabilidad" en BP. Obama también presentó una comisión que va a investigar el desastre.

El presidente demócrata, en su discurso semanal por radio e Internet, dijo el sábado que las perforaciones frente a la costa podrían seguir adelante sólo si existen garantías de que tales accidentes no se volverán a repetir.

El derrame ha generado grandes cuestionamientos sobre una propuesta previa de Obama para expandir las perforaciones mar adentro como parte de una estrategia para ganar el apoyo republicano y aprobar su proyecto de ley de cambio climático.

Los analistas dicen que el creciente daño ecológico y económico podría también convertirse en una responsabilidad política del Gobierno de Obama antes de las elecciones legislativas de noviembre.

PRESION POLITICA

Si bien también prometió que haría responsable a Washington de la supervisión adecuada de la industria, Obama aumentó al presión sobre las compañías relacionadas con el derrame: BP, Halliburton y Transocean.

"Primero y más importante, lo que llevó a este desastre fue una falta de responsabilidad por parte de BP y quizás de otros, incluyendo Transocean y Halliburton", sostuvo Obama en sus comentarios más duros hasta el momento sobre las compañías relacionadas con el derrame.

"Y seguiremos haciendo responsables a las compañías relevantes", agregó.

Las acciones de BP han sufrido una dura caída en los mercados en el mes que va desde que la plataforma estalló y el pozo se rompió, causando la muerte de 11 trabajadores muertos. Sus acciones cedieron más de un 4 por ciento el viernes en Londres.

Capas de petróleo de color óxido está comenzando a estancar las frágiles marismas de los bordes del delta del río Misisipi, dañando zonas de pesca y la vida silvestre.

Muchos creen que este ya se ha convertido en el peor derrame en la historia de Estados Unidos, superando el accidente del Exxon Valdez en Alaska en 1989.

En su orden ejecutiva, en la que anunció al ex senador demócrata y ex jefe de la Agencia de Protección Ambiental William Reilly como copresidente de la comisión, Obama hizo su primera referencia a la posibilidad de una investigación criminal aparte.

BP no hizo comentarios inmediatos sobre las palabras de Obama que la culpaban por el desastre. Aunque el presidente ejecutivo de la compañía, Tony Hayward, dijo que acogía el establecimiento de la comisión y se comprometió a trabajar con sus integrantes.