Sábado, 22 de Mayo de 2010

El nuevo Gobierno británico quiere "acelerar" el entrenamiento de los afganos

EFE ·22/05/2010 - 10:01h

EFE - El ministro británico de Defensa, Liam Fox (i), y el jefe de las Fuerzas Aéreas, Graham Eric Stirrup, llegan a la reunión semanal del Gabinete de Gobierno en Downing Street, en Londres (Reino Unido), el pasado martes.

El nuevo Gobierno de coalición británico quiere "acelerar" el entrenamiento de los militares afganos para poder repatriar a sus propias tropas "lo antes posible".

Así lo declaró el ministro de Defensa, Liam Fox, que ha viajado al país asiático en compañía del titular de Exteriores, William Hague, y el responsable del Desarrollo Internacional, Andrew Mitchell.

Los tres ministros han viajado a Kabul para celebrar allí conversaciones con los dirigentes afganos.

Entrevistados por los periodistas británicos que les acompañaban, los tres políticos conservadores dijeron que no planean introducir cambios notables en la política del Reino Unido hacia Afganistán.

En declaraciones anteriores al diario The Times, el titular de Defensa explicó, sin embargo, que no pueden enviarse más tropas británicas de las que están ya destacadas en Afganistán.

Fox dijo que él y sus colegas tratarían de determinar si los afganos estarán en condiciones de ocuparse de su propia seguridad de aquí al año 2004, tal y como dio a entender el general estadounidense Stanaley McChrystal, comandante del contingente internacional en ese país.

El ministro británico expresó su intención de hablar con quienes se ocupan actualmente del entrenamiento de los afganos para ver si se puede acelerar ese proceso "sin menoscabo de la calidad".

Fiax subrayó asimismo que el Reino Unido no puede hacer el papel de "policía global" en Afganistán y agregó que el Gobierno de David Cameron quiere "centrarse en la seguridad nacional".

El titular de Asuntos Exteriores, William Hague, explicó por su parte a los periodistas que sus dos colegas y él decidieron viajar juntos para asegurar un "enfoque coherente" por parte del nuevo Gobierno británico.

El ministro responsable del Desarrollo Internacional afirmó a su vez que hay que "ayudar a los afganos a crear un Estado que funcione realmente, que ofrezca a sus ciudadanos servicios esenciales como la enseñanza básica o la sanidad, pero también oportunidades de trabajo".