Viernes, 21 de Mayo de 2010

La falta de estrellas reduce el número de fiestas en Cannes

Reuters ·21/05/2010 - 06:11h

Por James Mackenzie

Nadie sabe si fue por la lluvia, la ceniza volcánica en los cielos europeos, la falta de éxitos de taquilla o la crisis financiera, pero todos parecen estar de acuerdo en que ha habido escasez de estrellas en el Festival de Cine de Cannes este año.

Los actores Russell Crowe y Cate Blanchett lideraron la apertura del festival con "Robin Hood", pero no hubo Angelina Jolie o George Clooney que continúen con el entusiasmo, dejando a los paparazzi y periodistas persiguiendo a la chica mala de Hollywood Lindsay Lohan.

"Hay más grandes estrellas en el jurado que en cualquiera de las películas", se quejó un publicista de la industria.

Kate Beckinsale, Benicio del Toro y el director Tim Burton son parte del jurado que decidirá el ganador de la muestra, añadiendo un poco de glamour al característico Cannes, que mezcla a resplandecientes famosos e intelectuales.

Ha habido apariciones de artistas de renombre como Johnny Depp y Michael Douglas, pero han mantenido un bajo perfil en comparación a otros años y los estudios han reducido las lujosas fiestas realizadas para generar entusiasmo en torno a las películas que se estrenan en Cannes.

Todo es relativo y pocos artistas de primer nivel de Hollywood no significa que las glamurosas celebraciones se han acabado por completo en la Croisette, frente a la bahía de Cannes.

Una serie de famosos, desde la supermodelo Naomi Campbell y la amante de las fiestas Paris Hilton hasta el vocalista de los Rolling Stones Mick Jagger, han aparecido en Cannes, ya sea para promocionar nuevos proyectos o productos de lujo o simplemente para disfrutar del ambiente.

"Cannes es siempre un poco sobre diversión, no sabes exactamente lo que vas a obtener, pero yo siempre disfruto la semana", dijo Jagger, que ha estado pasando el tiempo en el yate del multimillonario Paul Allen mientras promociona un nuevo documental de su banda.

"Estaré bailando, tomando champán o lo que sea que me pasen me imagino", dijo Jagger a Reuters TV.

La cantante Cheryl Cole dio un pequeño concierto en una fiesta para el lujoso joyero Grisogono en el exclusivo hotel Du Cap-Eden-Roc, muy cerca de Cannes.

"Simplemente sentí que tenía que ser parte de esto, supongo", dijo la cantante. "Es muy glamuroso y bello y sólo quieres ser pare de ello", agregó.

Pero este año, la amenaza a los vuelos causada por las grandes nubes de ceniza procedentes de un volcán islandés, un clima inusualmente frío y húmedo, y el estado amenazante de la economía mundial han contribuido a un gasto menor y menos generoso que en otros años.

Ha habido desilusión entre los organizadores del festival y publicistas, aunque algunos han tratado de mirar el lado positivo de las cosas.

"Ha habido muchas menos personas tratando de infiltrarse a las fiestas este año. Eso es una cosa buena", dijo un organizador.