Viernes, 21 de Mayo de 2010

"'Algo pequeñito' será ganadora en originalidad"

Daniel Diges viaja hoy a Oslo, donde el día 29 se celebrará el festival de Eurovisión

REBECA FERNÁNDEZ ·21/05/2010 - 08:30h

TVe - Arbizu, Diges, Uribarri e Igartiburu ayer, en Madrid.

El cantante Daniel Diges reconoce estar "un poco nervioso" ante la que se le viene encima: hoy viaja a Oslo para representar a España el día 29 en la 55ª edición del Festival de Eurovisión. Para este certamen musical, Diges se ha marcado el objetivo de dejar a España en un buen lugar con Algo pequeñito, una canción que, ya quede en la primera o en la última posición, "será ganadora en originalidad".

En este punto coincidió ayer con quien será el comentarista del festival, José Luis Uribarri, quien destacó que este año España tiene que estar entre los diez primeros "como sea". Sin embargo, Diges trató de quitar hierro al asunto al considerar que el puesto en el que quedan los participantes a veces es "un poco superficial". "Si lo haces bien, ganas para tu público y yo tengo el apoyo de muchísima gente", afirmó este actor de musicales que considera que si uno va pensando en vencer, al final se puede llevar "un buen chasco". "En la vida hay que ir con la idea de hacer las cosas bien", destacó.

Entre sus rivales más fuertes están Noruega y Dinamarca, según Uribarri, que alabó que los votos se basen en la decisión de un jurado y el público al 50%. "Con este sistema, prima la calidad por encima de la parafernalia", sentenció.

Festival multimedia

El Festival de Eurovisión será retransmitido por La 1 el día 29 y Diges actuará en segunda posición. Junto a Uribarri, que será el comentarista más veterano de las 39 televisiones participantes, estará Ainhoa Arbizu, que transmitirá los votos españoles. Además, Anne Igartiburu conducirá Destino Oslo antes y después del festival. Todo ello se completa con la web oficial de Eurovisión de TVE, que incluirá vídeos, fotografías y crónicas sobre Diges, porque, según indicó Ricardo Villa, director de medios interactivos de RTVE, "ya no se puede pensar en Eurovisión como en un festival de televisión, sino como un festival multimedia".