Jueves, 20 de Mayo de 2010

EEUU revisará el volumen del derrame de crudo en Golfo de México

Reuters ·20/05/2010 - 16:51h

Por Matthew Bigg

El Gobierno de Estados Unidos verificará de forma independiente el volumen de petróleo que se ha filtrado en el Golfo de México desde un pozo submarino averiado de la compañía British Petroleum (BP), informó el jueves el secretario del Interior, Ken Salazar.

"No dependeremos de lo que BP nos diga", expresó Salazar a la cadena de televisión CNN en una de varias apariciones televisivas sobre la gestión del desastre ecológico que afecta a la costa estadounidense del Golfo de México.

El gigante energético BP Plc es responsable de los daños así que es esencial obtener información precisa, comentó. "Es grave y una situación muy seria y no estamos dando nada por sentado", agregó Salazar en el programa "Today" del canal de televisión estadounidense NBC.

BP ha luchado por contener el crudo que fluye desde el pozo submarino Macondo tras la explosión el 20 de abril de la plataforma Deepwater Horizon en la que murieron 11 trabajadores.

La compañía dijo el jueves que está capturando cerca de 5.000 barriles (795.000 litros) por día de crudo, el total de lo que BP ha estimado como la fuga diaria. El miércoles BP dijo que estaba recogiendo 3.000 barriles.

Científicos y el Gobierno han cuestionado la cifra.

Ya se está observando parte del petróleo pesado en las frágiles marismas del extremo sur de la Península de Luisiana, por lo que grupos ecologistas acusaron a BP de retener información sobre el tamaño e impacto reales del creciente derrame.

Además, exhortaron al presidente estadounidense, Barack Obama, a que ordene un papel más directo del Gobierno federal en la respuesta al derrame.

Salazar sostuvo que el Gobierno del presidente Barack Obama ha sido agresivo en su respuesta al derrame, pero que ha heredado un sistema regulatorio "que esencialmente ha autorizado sin cuestionamientos todo lo que la industria petrolera y gasífera quería".

"VIENE MAS EN CAMINO"

El crudo pesado -no sólo bolas de alquitrán- tocó las costas de Luisiana por primera vez desde la explosión de la plataforma, amenazando a las apreciadas marismas del estado. El Gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, lo calificó como "el día que todos habíamos temido".

"Ya está aquí, pero sabemos que viene más en camino", declaró.

Las marismas son incubadoras de camarones, ostras, cangrejos y peces que hacen de Luisiana el productor líder de mariscos en Estados Unidos continental. Se ha impuesto una gran zona de veda de pesca en las aguas del Golfo de México afectadas por el derrame.

BP indicó que podría comenzar a inyectar barro en el pozo a primera hora del domingo para sellar permanentemente la filtración.

Sumando otro nombre al grupo de compañías relacionadas con la plataforma hundida, Schlumberger dijo que tuvo personal en la plataforma Deepwater Horizon hasta sólo horas antes de la explosión.