Jueves, 20 de Mayo de 2010

Rubalcaba da por desarticulada la actual cúpula de ETA

Reuters ·20/05/2010 - 12:39h

El presunto jefe del aparato militar de ETA, Mikel Kabikoitz Karrera Sarobe, alias Ata, su lugarteniente y otros dos supuestos etarras fueron detenidos hacia las seis de la mañana del jueves en el suroeste de Francia en una operación considerada de importancia "cualitativa" por el Ministerio del Interior español.

Además de Karrera Sarobe también fueron detenidos Arkaitz Aguirregabiria del Barrio, que era su presunto lugarteniente y el hombre más buscado por la policía francesa por su posible implicación en la muerte del primer gendarme francés a manos de ETA.

"Dada la situación por la que en este momento atraviesa ETA, ésta es una detención a la que se podría dar más importancia que la que supuso en su momento la de 'Txeroki' (jefe de ETA detenido en 2008)", dijo el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en rueda de prensa en Madrid, que recordó que en los últimos dos años han caído siete dirigentes etarras.

La detención Karrera y Aguirregabiria se produjo cuando se encontraban reunidos junto a Maite Aranal Ijurco (tercera detenida) en un apartamento de Bayona, donde se requisaron tres pistolas y material informático.

El cuarto arrestado, el ciudadano francés Benoit Aramendi, alias Eñaut, fue detenido en su casa en Urrugne junto a su pareja, a la que en principio no se le da mucha importancia, según el titular de Interior.

'un viejo conocido de la policía francesa y española' - la que ha desencadenado la operación", dijo Rubalcaba.

El ministro explicó que dentro de la vigilancia rutinaria a Aramendi se detectaron a principios de semana movimientos raros, tras introducir en su coche a varias personas que se sospechó podrían ser miembros de la banda.

"A partir de ese momento se detectó el piso donde estaban y se produjo esta mañana la detención, entre otras cosas porque cabía la posibilidad de que se fueran", añadió.

Identificado por los agentes con la ayuda de una foto, Karrera Sarobe, de 37 años, se habría convertido en el jefe militar de ETA desde la detención de Garikoitz Aspiazu "Txeroki" en noviembre de 2008, fecha desde la que se le considera autor intelectual de las acciones de la organización, entre ellas la furgoneta interceptada con abundante material electrónico en Zamora el pasado enero.

Por su parte Aguirregabiria del Barrio, de 27 años, está considerado su número dos e instructor de los nuevos miembros. Calificado de violento y sanguinario por las fuerzas galas, se sospecha de su participación en la muerte del gendarme francés Jean-serge Nérin, tras ser identificado por testigos en el lugar de los hechos.

Nérin, de 52 años, murió frente a un hipermercado en Villiers-en-Bière el 17 de marzo en un tiroteo durante un control policial.

REACCIONES

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y la portavoz del Partido Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría se congratularon el jueves de la operación policial.

"El único objetivo del Gobierno, de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y la cooperación internacional es acabar con el terrorismo de ETA y poner fin definitivamente a la violencia", declaró la vicepresidenta a periodistas.

Por su parte la portavoz 'popular' calificó la operación como un paso en la dirección correcta.

"El resultado (de la operación) pone de manifiesto que esta es la senda. Yo le insisto al Gobierno: mientras luche contra la banda terrorista ETA con esos mecanismos y sin negociación tendrá la cooperación leal y responsable, como ha sido siempre, del Partido Popular".

El golpe del jueves se enmarca en una investigación de la Gendarmería francesa, en coordinación con la Guardia Civil y el servicio de inteligencia español.

Las autoridades francesas y españolas han detenido a numerosos dirigentes de ETA desde 2008, entre ellos siete dirigentes. En 2010, 50 presuntos integrantes de la banda han sido arrestados a ambos lados de la frontera, según datos del Ministerio del Interior.