Miércoles, 19 de Mayo de 2010

El Sevilla, campeón de la Copa del Rey

Reuters ·19/05/2010 - 21:56h

El Sevilla consiguió su segunda Copa del Rey en cuatro años gracias a un gol temprano de Diego Capel y otro de Jesús Navas en el tiempo de descuento que le dieron una victoria por 2-0 frente al Atlético de Madrid el miércoles.

En animado encuentro ante un alborotado estadio Camp Nou en Barcelona, Capel recuperó un balón y lanzó un potente disparo con la zurda desde el borde del área en el minuto cinco, que David De Gea no consiguió detener.

Después, los delanteros del Atlético Diego Forlán y Sergio Agüero pudieron haber empatado el encuentro antes de que Navas superara varios obstáculos para lanzar contra una red vacía en el minuto 91.

Se trata de la quinta Copa del Rey para el club andaluz y supone que el equipo termine la temporada con una nota alta después acabar cuartos en la Liga y clasificarse para la Liga de Campeones.

"Después de una temporada tan difícil, la verdad es que se lo merecía este equipo", dijo Capel, autor del primer gol, a TVE.

El Atlético, que ha conseguido este torneo en nueve ocasiones, se quedó sin su segundo trofeo de la temporada después que ganar la Liga Europa ante el Fulham la semana pasada.

"Es el partido numero 65 de la temporada, han hecho todo lo que podían hacer", dijo por su parte el entrenador del Atlético, Quique Sánchez Flores.

En una noche con una temperatura agradable en la capital catalana, el partido arrancó con cánticos entusiastas junto al himno nacional, en contraste con lo ocurrido el año pasado en la final entre el Barcelona y el Athletic de Bilbao, en la que el himno fue duramente abucheado.

Muchos aficionados del Sevilla llevaban sombreros en homenaje al presidente del club José María del Nido y grandes partes de la grada estaban decoradas con los colores rojo y blanco del Atlético.

El partido sufrió un momento de tensión a falta de 20 minutos para el final cuando una dura entrada de Luis Perea sobre Capel provocó empujones entre los jugadores y los empleados.

El entrenador del Atlético y el del Sevilla, Antonio Álvarez, protagonizaron un acalorado intercambio de palabras antes de que los árbitros llamaran a la calma.

El Atlético trató de presionar desesperadamente en el ataque, dejando vacíos en la parte de atrás que Navas fue capaz de aprovechar para sentenciar el encuentro.