Miércoles, 19 de Mayo de 2010

Mayor consumo salvado puede alargar vida en mujeres diabéticas

Reuters ·19/05/2010 - 20:37h

Por Amy Norton

Las mujeres diabéticas que consumen gran cantidad de salvado vivirían más y serían menos propensas a morir por enfermedad cardíaca que el resto, según un nuevo estudio.

Varias investigaciones habían asociado el mayor consumo de granos integrales con un menor riesgo a desarrollar diabetes tipo 2 y enfermedad cardíaca.

Un nuevo trabajo amplió esos resultados, al sugerir que aun en la población con diabetes tipo 2, que eleva el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca, el consumo de granos integrales protegería el corazón.

Los autores indicaron también que el salvado rico en fibra hallado en los granos integrales tiene un papel especialmente importante, señaló a Reuters Health el doctor Lu Qi, coautor del estudio.

Estudios previos habían señalado que la fibra, los antioxidantes y otros nutrientes en los granos integrales reducirían el colesterol, el azúcar en sangre y los niveles de insulina, además de mejorar el funcionamiento vascular y reducir la inflamación del sistema circulatorio.

El equipo de Qi, de la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, halló que entre 7.800 mujeres en Estados Unidos controladas durante 26 años, aquellas que más salvado consumían eran un 28 por ciento menos propensas a morir durante el estudio que las que menos consumían.

También eran un 35 por ciento menos propensas a morir específicamente por enfermedad cardiovascular. Los resultados, publicados en Circulation, no prueban que la alimentación rica en salvado fuera el motivo de la reducción de esos riesgos.

Pero la asociación tampoco se explicó a través de estilos de vida más saludables en las amantes del salvado.

Al considerar otros hábitos alimentarios, como el consumo de grasa o de calorías totales, además del peso, la actividad física y los antecedentes tabáquicos, la relación entre el alto consumo de salvado y la baja tasa de mortalidad se mantuvo.

Eso sugiere que el consumo de salvado ayudaría a reducir en las diabéticas el riesgo de sufrir una muerte prematura, según indicó Qi.

El equipo aconsejó a los hombres y las mujeres con diabetes que reemplacen los granos refinados por los granos integrales ricos en salvado.

Qi señaló que la disminución de los riesgos registrada en el estudio también se observó en la población. Pero eso no significa que toda persona con diabetes que aumente el consumo de salvado vaya a ser más longeva.

Los resultados surgen de 7.822 mujeres con diabetes tipo 2 que participaban en el Nurses' Health Study, un estudio de largo plazo sobre enfermeras en Estados Unidos que comenzó en 1976. Cada dos años, las mujeres respondían cuestionarios sobre su estilo de vida, enfermedades y diagnósticos clínicos.

En 26 años de seguimiento, 852 participantes murieron, incluidas 295 por enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular.

El equipo halló que las mujeres en el 20 por ciento superior de la escala de consumo de salvado tenían un 28 por ciento menos riesgo de morir por cualquier causa durante el estudio, a diferencia de las mujeres en el 20 por ciento inferior de la escala.

Y el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular era un 35 por ciento más bajo.

FUENTE: Circulation, online 10 de mayo del 2010.