Jueves, 20 de Mayo de 2010

"Firmar un tratado con Uribe es felicitarle por acciones inadmisibles"

Aura Elisabeth Rodríguez. Activista colombiana

I. COELLO ·20/05/2010 - 01:00h

Rodríguez.Fernando Sánchez

La directora ejecutiva de la Corporación Cactus, una ONG de desarrollo, considera que el conflicto armado interno de Colombia penetra cada vez más en las instituciones y que una salida negociada debería estar en la agenda del próximo presidente que saldrá de las elecciones, cuya primera vuelta se celebrará el próximo 30 de mayo. Para esta activista, la presión internacional es fundamental y acuerdos como el Tratado de Libre Comercio que la Unión Europea firmó ayer con Colombia en la cumbre de Madrid no ayudan, al suponer un espaldarazo a un Gobierno, liderado por el presidente Álvaro Uribe, incapaz de proteger a la población de graves abusos contra los derechos humanos.

¿Qué agenda de derechos humanos cree que debe tener el próximo gobierno?

El tema de los derechos humanos es un gran reto, independientemente de quién gane. Podemos cambiar de gobierno, pero estructuralmente el sistema y la violación de derechos humanos van a continuar, es lo que ha demostrado históricamente el país. Se necesitan armas mucho más fuertes frente a eso. Esperamos que haya una vía negociada al conflicto armado colombiano.

El paramilitarismo ha contaminado el poder legislativo. El Ejecutivo es sospechoso de espionaje a la oposición y grupos de derechos humanos. En ese contexto de descrédito institucional, ¿es la Corte Constitucional una especie de rayo de luz?

En el Congreso anterior, de 237 congresistas, 121 han sido o están siendo investigados por vínculos directos con los paramilitares. En el nuevo Congreso, también hay vínculos, con las esposas de los anteriores accediendo al escaño, así que no hay cambio estructural. Pero, además, el Gobierno ha deslegitimado su propia acción, con todo lo ocurrido con las llamadas chuzadas, [intercepciones telefónicas], donde incluso la oficina de la ONU fue interceptada por el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), nuestras plataformas de derechos humanos perseguidas, los altos tribunales también. Ahora, cuando vas a ver a los jueces, te hablan con la radio alta al lado, con ruido, para que se distorsione lo que dices y no pueda ser captado. En ese sentido, la Corte Constitucional ha sido muy fuerte. Se ha pronunciado frente a la situación de desplazamiento, frente a la discriminación de las mujeres y declaró inconstitucional el tercer mandato cuando el Congreso ya lo había aprobado. Es una esperanza para el fortalecimiento de la institucionalidad colombiana.

Cerrada la vía del tercer mandato de Uribe, el candidato del Partido de la U es el ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos, que podría llegar a ser el próximo presidente.

Para nosotros, es inaceptable. No podemos confiar en alguien que era el ministro al frente de Defensa cuando ocurrieron los falsos positivos [asesinatos de civiles presentados como guerrilleros muertos en combate]. Las ejecuciones extrajudiciales continúan y no sólo eso, los responsables están quedando en libertad. La propia relatora de Derechos Humanos de la ONU dice en un informe que "los abogados defensores [de los militares imputados] han recurrido a prácticas dilatorias e injustificadas mediante presiones y han pretendido que los testigos cambien sus testimonios".

¿Qué le piden al Gobierno de España?

Frente a toda esta situación, nos preguntamos ¿cómo van a firmar un Tratado de Libre Comercio con este Gobierno? Es legitimarlo, es como si se le felicitara por estas acciones que son inadmisibles. El Gobierno español le reconoce logros al colombiano. Las organizaciones de derechos humanos no podemos compartir esta visión. Mientras nuestro Gobierno dice que no existe el conflicto, que se acabó, las evidencias muestran todo lo contrario.