Miércoles, 19 de Mayo de 2010

Riesgo fármaco resistente a tuberculosis exige nuevos productos

Reuters ·19/05/2010 - 15:50h

Por Kate Kelland

Las cepas de medicamentos resistentes a la tuberculosis podrían convertirse en formas dominantes de la enfermedad en las próximas décadas, lo que agregaría problemas financieros y médicos a los ya presionados sistemas de salud, dijeron profesionales el miércoles.

En una serie de estudios sobre la tuberculosis (TB), científicos dijeron que algunas "superbacterias" de la enfermedad ya estaban ganando terreno en ciertos países y pidieron una mayor inversión en la investigación y desarrollo de nuevos fármacos y posibles vacunas.

La tuberculosis resistente a múltiples fármacos, conocida como MDR-TB, tiene tasas de recuperación mucho menores, una mortalidad mucho mayor y costos más altos que la TB normal, advirtieron.

En el 2008 se registraron alrededor de 440.000 infecciones de MDR-TB, lo que representó un 3,6 por ciento de los casos conocidos.

Neel Gandhi, de la Yeshiva University, en Nueva York, y Paul Nunn, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Ginebra, que condujeron uno de los estudios, hallaron que India y China tenían alrededor del 50 por ciento de todos los casos de MDR-TB, seguidos por Rusia, con el 9 por ciento.

"A menos que los países inviertan sustancialmente en la administración de la MDR-TB, persiste la posibilidad de que las cepas MDR se conviertan en la forma dominante", escribieron.

La TB, que provoca alrededor de 1,8 millones de muertes en todo el mundo por año, o casi 5.000 por día, a menudo está asociada con la pobreza y es una de las principales causas de muerte entre los grupos económicamente activos de los países en desarrollo.

De un total de 11 millones de casos activos de TB registrados en el 2008, el 95 por ciento se dieron en naciones de bajos y medianos ingresos.

La enfermedad es causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis y puede ser curada con antibióticos, aunque el tratamiento debe ser cumplido a diario durante meses para que sea efectivo.

Gandhi y Nunn dijeron que la terapia del tipo MDR-TB es menos efectiva, ya que requiere 24 meses en vez de 6, y mucho más costosa: en promedio, los fármacos cuestan 3.500 dólares por paciente versus 20 dólares en los casos normales.

"Pese a que hay menos casos de TB resistente a los fármacos, el costo y la complejidad de su tratamiento generan una carga mucho más pesada sobre el sistema de salud", afirmaron.

En otros estudios de la investigación, que fue publicada por The Lancet el miércoles, los científicos dijeron que el impacto combinado de los nuevos fármacos, vacunas y test de diagnósticos podían reducir la incidencia mundial de la TB en un 94 por ciento para el 2050.

Sin embargo, la inversión necesaria para cumplir con este objetivo es insuficiente, agregaron.

"El desarrollo de nuevos fármacos para la TB es largo, costoso y riesgoso y las ganancias esperadas son demasiado pequeñas para justificar una inversión comercial", escribió Zhenkun Ma, de la Alianza Global para el Desarrollo de Fármacos contra la TB.