Miércoles, 19 de Mayo de 2010

Zapatero ve aún incompleta la recuperación del orden institucional con Lobo

EFE ·19/05/2010 - 07:35h

EFE - El presidente de Honduras, Porfirio Lobo. EFE/Archivo

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy que el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, debe aún dar "muestras" de su voluntad de restablecer el orden institucional para reincorporase al sistema internacional después del golpe militar que derrocó a Manuel Zelaya.

Zapatero opinó que el consenso entre los países centroamericanos para que Honduras forme parte del acuerdo comercial firmado hoy con la UE en Madrid "cuenta mucho" para el Gobierno español, que decidió normalizar su relación con Lobo tras su investidura el pasado 27 de enero.

El presidente del Gobierno español hizo estas declaraciones en la rueda de prensa posterior a la cumbre Unión Europea-Centroamérica y antes de la primera reunión que celebra hoy con Lobo.

Sobre este encuentro, Zapatero ha dicho que quiere "primero conocer cómo está la situación y qué pasos tiene programados para restablecer la institucionalidad y para dar muestras de esa voluntad que le pedimos muchos países de cara a la integración y recuperación plena en el sistema internacional".

Lobo decidió no acudir a la cumbre eurolatinoamericana tras las amenazas de países como Brasil, Venezuela o Bolivia de no participar en la reunión del martes en Madrid al no reconocerle como presidente legítimo después del golpe contra el presidente Manuel Zelaya, de junio pasado.

Zelaya abandonó Honduras el 27 de enero tras la toma de posesión de Lobo, que ganó las elecciones de noviembre pasado, y fue acusado, una vez depuesto, de abuso de autoridad y traición a la patria, entre otros delitos.

El mandatario hondureño sí ha participado hoy en la firma del acuerdo de asociación entre la UE y los países centroamericanos (Honduras, Panamá, Costa Rica, Guatemala, El Salvador y Nicaragua).

Según Zapatero, "cuenta mucho" la postura que tengan los socios de esta región para analizar si Honduras está en condiciones de reincorporarse a los foros internacionales.

Después de conversar con buena parte de los presidentes de estos países, Zapatero destacó que tienen una posición "bastante inequívoca y clara" en favor de Honduras.

"Eso tiene que estar presente entre nosotros, porque, al final, la convivencia se va a producir básicamente en el ámbito de los países de Centroamérica, que son los que conocen mejor que nadie la realidad de Honduras en estos momentos", argumentó Zapatero.

El jefe del Ejecutivo español restó importancia a la ausencia en la cumbre UE-Centroamérica del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, uno de los que no reconoce al nuevo gobierno hondureño.

Zapatero destacó que Nicaragua firmó el acuerdo comercial y tomó parte en la cumbre, con una delegación encabezada por su ministro de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Solórzano.

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, dijo en la misma rueda de prensa que conversó con Ortega y que el gobernante nicaragüense "está muy contento, confiado y animado" de que este acuerdo firmado con la UE va suponer grandes beneficios para Centroamérica y para Nicaragua.

Durante su estancia en Madrid, Lobo también se reunirá hoy en Madrid con el presidente del conservador Partido Popular, el principal partido de oposición en España, Mariano Rajoy.