Miércoles, 19 de Mayo de 2010

Los sindicatos y la patronal ultiman sin el Gobierno la reforma laboral

EFE ·19/05/2010 - 11:07h

EFE - El secretario general de UGT, Cándido Méndez, durante la inauguración de las jornadas de derecho laboral "Igualdad de trato y oportunidades y trabajo", organizadas por la Comisión Ejecutiva Confederal de UGT.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez anunció hoy que los sindicatos y la patronal negocian de forma "bilateral", sin la presencia del Gobierno, y "muy intensamente" un acuerdo sobre la reforma laboral para conseguir cerrarlo este mes.

Tras inaugurar las jornadas "Igualdad de trato y oportunidades y trabajo" organizadas por UGT, Méndez puntualizó que siempre es "más eficaz" un "acuerdo pactado" y señaló que los sindicatos tienen "toda su voluntad" para seguir negociando "hasta el último momento".

Dijo que el acuerdo debe ser equilibrado, que proteja a los trabajadores, mejore la posibilidad de encontrar empleo a los jóvenes y evite que se siga destruyendo empleo aunque criticó que las medidas de ajuste del Gobierno "no ayuden" en este proceso.

Méndez también instó al Ejecutivo a que cualquier modificación del Programa Temporal de Protección por Desempleo e Inserción (PRODI), que incluye el pago de los 426 euros a nuevos parados, sea analizada en la Mesa del Diálogo Social.

En este sentido, confió en que el Gobierno no elimine dicha prestación y recordó el compromiso adquirido por mantener las políticas de protección al desempleo, y que -en su opinión- "debe seguir siendo efectivo".

"Ni lo sé, ni me huelo" si el Ejecutivo va a eliminar la prestación dirigida a desempleados que hayan perdido la prestación o el subsidio de paro, aseveró.

La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, aseguró ayer que el sistema de protección por desempleo "no está en la mesa del diálogo social" en este momento, al tiempo que señaló que la prestación de 426 euros es una medida coyuntural y que se "verá en su momento" si procede o no prorrogarla.

Méndez, además, criticó que el Gobierno "envíe mensajes" a la sociedad sobre este tipo de medidas a través de los medios de comunicación ya que es "negativo, inconveniente y demuestra muy poca sensibilidad".