Miércoles, 19 de Mayo de 2010

Merkel apoya el rescate del euro pero con una nueva cultura de la estabilidad

EFE ·19/05/2010 - 08:10h

EFE - El ministro alemán de Finanza, Wolfgang Schaeuble, asiste hoy a una sesión sobre la estabilización del euro, en el Parlamento de Berlín (Alemania). El Gobierno de la canciller alemana, Ángela Merkel, ha elaborado un plan de nueve puntos para el rescate del euro, revela hoy el rotativo económico "Handelsblatt", que ha tenido acceso al documento.

La canciller alemana, Angela Merkel, defendió hoy ante el Bundestag el paquete de rescate del euro y aseguró que salvar la moneda única es una tarea histórica que debe forzosamente conllevar "una nueva cultura de la estabilidad".

El paquete de ayudas por 750.000 millones de euros debe ser mucho más que un programa de rescate, "nuestro cometido es nada menos que preservar la idea de Europa", dijo la líder cristianodemócrata.

"Si fracasa el euro, fracasa Europa, pero si superamos la crisis, el euro y Europa saldrán reforzados", agregó Merkel al defender en la cámara baja la aportación alemana al paraguas de rescate fraguado el pasado 9 de mayo por el Ecofin.

Merkel aseguró que su Gobierno sólo ha apoyado el paquete después de imponer un mayor rigor en la consolidación presupuestaria.

"El 9 de mayo no hubo un consenso inmediato a la hora de buscar soluciones a la crisis. Se discutieron cosas que no estábamos dispuestos a apoyar; existía el peligro de que la UE se convirtiera en una mera comunidad de transferencias", dijo.

La canciller subrayó que fue Alemania la que impuso un mayor esfuerzo de consolidación como uno de los componentes de este paquete de rescate, que contempla créditos de la Unión Europea de hasta 500.000 millones de euros a países con problemas de liquidez.

"A instancias mías, se incluyó la exigencia de acelerar la consolidación, algo que España y Portugal ya han anunciado. Ahora se trata de que las medidas se implementen con rapidez y se supervisen", subrayó.

Merkel recalcó que el elevado endeudamiento no es sólo un problema de algunos estados sino del conjunto de la Unión, que en 2004 "cometió el error" de suavizar las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento Europeo, una reforma, por cierto, que se hizo en su momento a instancias de Alemania y Francia, por aquel entonces los principales incumplidores del Pacto.

En ese sentido, recalcó que también "los alemanes tenemos deudas, no sólo desde ayer, sino desde hace 40 años. También nosotros vivimos del crédito".

Merkel anunció que el borrador de los próximos presupuestos generales del Estado, que se presentará a debate a comienzos de julio, tendrá en cuenta esta necesidad de ajuste, aunque subrayó que será un ahorro "sensato" que no estrangule el futuro.

En declaraciones a la emisora de radio "Deutschlandfunk" el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, prometió que el programa de ahorro alemán "no será dramático", y aunque implicará recortes, éstos se realizarán sobre todo en las subvenciones y en los privilegios fiscales.

Schäuble aseguró que no habrá una subida de los impuestos, tampoco del IVA.

En el debate parlamentario, la canciller propugnó una nueva reforma del Pacto, aunque esta vez a la inversa, hacia una mayor severidad en el cumplimiento de las reglas.

Anunció que Schäuble presentará este viernes a sus colegas europeos algunas de las propuestas elaboradas por el Gobierno de Berlín para una estabilidad duradera del euro.

Entre estas, adelantó la necesidad de imponer sanciones más severas para los países que no logren reducir sus elevados déficit, como, por ejemplo, el recorte por un tiempo de las ayudas estructurales de la UE, la retirada del derecho a voto o reglas para posibilitar la insolvencia de un Estado.

Tras la primera lectura del borrador de ley de hoy, está previsto que el Bundestag lo vote el próximo viernes.

El borrador de ley contempla una aportación alemana al paraguas de un total de 123.000 millones de euros, cuantía que podría aumentar a 148.000 millones de euros en caso de que alguno de los países en crisis no pueda desembolsar su parte del paquete de ayuda.