Miércoles, 19 de Mayo de 2010

Stephen Frears adapta la novela gráfica "Tamara Drewe" en Cannes

Reuters ·19/05/2010 - 06:49h

Lujuria, escándalo y adulterio son las claves de la adaptación de "Tamara Drewe" del director británico Stephen Frears, que se exhibe fuera de competición en el Festival de Cine de Cannes.

Basada en una novela gráfica de Posy Simmonds, que a su vez es una versión libre del clásico de Thomas Hardy "Lejos del mundanal ruido", la película muestra los estragos que sufre una tranquila aldea inglesa cuando la avasalladora Tamara llega al lugar.

La película es una inusual obra de entretenimiento ligero en medio de las profundas composiciones exhibidas en el festival, pero Frears, ex presidente del jurado en Cannes, no pareció preocuparse por no haber sido incluido en la sección oficial.

"No está en competición porque simplemente no parecía apropiada y también porque no quería perder", dijo Frears. "Estas personas aquí son serias y es muy, muy, muy descarado aparecer con una película como ésta", agregó.

La ex chica Bond Gemma Arterton interpreta a una ex periodista local que ahora tiene éxito en Londres tras hacerse una cirugía de nariz, la cual regresa para vender la casa de su difunta madre y termina quedándose para trabajar en su primera novela.

Tamara se convierte en seguida en el objeto de especulación de todos, tras conmocionarlos al aparecer entre los miembros de un distinguido refugio de escritores vistiendo una ligera camiseta roja y unos perturbadores pantalones cortos.

"Gemma vino a verme y se sentó a mi lado, y le dije a mi director de reparto '¿Es ella buena? Porque si lo es, contrátala'", indicó Frears.

"¿Qué más quedaba por decir? Ella era claramente maravillosa, era muy ingeniosa, simpática, cálida, agradable", afirmó.

Frears elogió también al resto de su reparto y en particular a las dos adolescentes que interpretan a las escolares locales Jody y Casey, quienes espían a Tamara en un furor de rabia y envidia hormonal.

"Estas dos niñas fueron simplemente maravillosas", dijo Frears sobre las antes desconocidas Jessica Barden y Charlotte Christie. "Simplemente nos quedamos con la boca abierta, estábamos muy impresionados", afirmó.