Miércoles, 19 de Mayo de 2010

El Congreso alerta sobre la cifra de sin papeles en paro

Miles de extranjeros caen en la irregularidad al perder su trabajo

DANIEL AYLLÓN ·19/05/2010 - 01:00h

Decenas de sin papeles esperan empleadores en la Plaza Elíptica de Madrid.m. g. castro

La crisis está provocando un aumento de la bolsa de los inmigrantes sin documentación en España porque, al perder sus puestos de trabajo, los extranjeros regulares no pueden renovar sus permisos de residencia. Hace dos años, el paro entre este colectivo era del 14,65%. La última Encuesta de Población Activa, del primer trimestre de 2010, ha marcado un nuevo récord: 30,79%. El Gobierno, que es consciente de la situación pero aún no ha informado sobre qué medidas tomará, recibió ayer un aviso del Congreso de los Diputados.

La Cámara Baja aprobó, con el único voto en contra del PP, una proposición no de ley (PNL) de Izquierda Unida (IU) que insta al Ejecutivo a "estudiar la situación de irregularidad sobrevenida' de los trabajadores extranjeros que han perdido su puesto de trabajo, con el fin de dar una respuesta adecuada a su situación".

La PNL también incluye otras dos peticiones relacionadas con las inspecciones de trabajo, que sí recibieron el apoyo de los conservadores. El texto insta al Gobierno a "reforzar la actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en aquellos sectores y zonas geográficas más susceptibles de que se produzcan episodios de explotación laboral a trabajadores extranjeros, poniendo especial atención a la situación personal de las víctimas". IU registró el texto en junio de 2009, tras el accidente de un panadero boliviano sin papeles en Gandía (Alicante). El hombre sufrió un accidente en la panificadora en la que trabajaba. Una de las cuchillas le amputó un brazo. El trabajador acusó a su jefe de dejarlo abandonado y arrojar el miembro a la basura.

Cuando IU registró la iniciativa parlamentaria, sus cálculos cifraban en 550.000 los inmigrantes en situación irregular que había en España. La cifra, aproximativa, reflejaba el desfase entre el número de extracomunitarios que había empadronados y los que tenían contrato, estaban dados de alta como autónomos y registrados en las oficinas del paro. La agrupación incide en que el aumento en el último año ha sido "considerable".

Contrataciones ilegales

El portavoz del grupo, Gaspar Llamazares, aseguró que el caso del panadero "no fue excepcional, pues aunque no con tanta gravedad ni repercusión mediática, situaciones de contratación irregular se repiten en las empresas de nuestro país con demasiada frecuencia, mucho más que en tiempos de crisis".

Llamazares recuerda que la contratación ilegal de trabajadores no sólo afecta a los extranjeros, sino también a los nacionales. En España, "esta contrataciones irregulares, por su propia naturaleza, presionan a la baja sobre salarios, incumplen la negociación colectiva, atentan contra la sostenibilidad del sistema de Seguridad Social y dificultan la lucha contra la siniestralidad laboral".