Martes, 18 de Mayo de 2010

José Carlos Somoza: "¡Ojalá exista piratería de libros electrónicos!"

El autor novela la ecuación matemática del deseo en ‘El cebo’

PAULA CORROTO ·18/05/2010 - 19:36h

Somoza, en una imagen de archivo.

José Carlos Somoza ha tardado dos años en volver a publicar. Un fenómeno extraño en él, ya que desde 2003 lanzaba al mercado un thriller al año. "Necesitaba tiempo para profundizar en el personaje de Diana Blanco, una mujer que vive en la contradicción del teatro que debe hacer en su trabajo y el ser sincera en su vida privada", se excusa.

No obstante, en El cebo (Plaza & Janés), su novela número 14, el escritor ha vuelto a cuajar un thriller con tintes metaliterarios -esta vez es Shakespeare el que sostiene la trama- y psicológicos en el que una mujer decidida e intensa es la protagonista.

'El cebo'  es su novela número 14 

Diana Blanco es el gancho para atrapar a los criminales en esta obra que mezcla el género negro y el fantástico. "No me gusta la novela negra social que sólo asienta las causas en razones económicas. La realidad es una mezcla de cosas", explica.

La ficción esconde también al realismo. Somoza sostiene que la literatura realista que busque asir la realidad "no existe. La revelación de la realidad nos está prohibida. Ni siquiera Ulises, de Joyce, refleja la realidad".

La clave psicológica de El cebo es la teoría psinómica, que sostiene que "todos nuestros deseos pueden ser conocidos a partir de una ecuación matemática y por tanto, manipulados. Ahí está Internet que registra nuestros gustos y luego nos ofrece lo que nosotros queremos ver", ilustra Somoza, que estudió psiquiatría antes de dedicarse a la literatura. La libertad, por tanto, para él "sólo existe en apariencia, ya que está totalmente condicionada por nuestros gustos y deseos".

El escritor sí opina que las personas podrán elegir entre el e-book y el libro en papel, al que cree que "costará bastante exterminar". Eso sí, no está de acuerdo en tenerle miedo a la piratería: "¡Ojalá exista! Demostraría que a la gente le gusta leer. Sin embargo, a excepción de algunos escritores como J. K Rowling, no creo que en la literatura haya mucha piratería".