Martes, 18 de Mayo de 2010

A Mourinho le preocupa más el volcán que el Bayern de Múnich

Reuters ·18/05/2010 - 16:49h

A pesar de la presión de una final de la Liga de Campeones y de las preguntas sobre su futuro, el irónico ingenio de José Mourinho se hizo evidente el martes, cuando dijo estar más preocupado por el volcán "Gudjohnsen" que por cualquier otra cosa.

El Inter se enfrenta el sábado al Bayern de Múnich en Madrid, en su primera final de la Liga de Campeones desde 1972, y la única preocupación de Mourinho es el volcán islandés Eyjafjallajokull que ha afectado el viaje aéreo europeo y podría obligarle a viajar a España el miércoles en vez del viernes.

"Estoy preocupado por Gudjohnsen", dijo Mourinho, desconcertando a una repleta rueda de prensa en el campo de entrenamiento del Inter.

"No sé el nombre del volcán, es demasiado difícil, así que es Gudjohnsen", dijo en una broma que aludía al delantero islandés Eidur Gudjohnsen, al que dirigió durante su estancia en el Chelsea .

"Estoy preocupado por el volcán, me gustaría ir el viernes pero parece que es posible que debamos viajar mañana. Me gusta trabajar aquí. Ésa es mi única preocupación", añadió.

Una cosa es llegar al estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid es una cosa, pero otra distinta es que Mourinho vaya a quedarse allí como entrenador la próxima temporada, después de haber admitido que está descontento en el fútbol italiano a pesar de haber ganado dos títulos de liga en otras tantas temporadas.

"No es verdad que soy entrenador del Real Madrid y después de la final quiero dos o tres días para mí para pensar sobre mi futuro", dijo el portugués, en su habitual tono brusco.

"Obviamente, el Inter no puede hacer nada más para hacerme feliz, me siento importante en este club. Es un problema de satisfacción personal, de ser respetado en un país futbolístico donde he tenido problemas durante un par de años", señaló. "Pero la final viene primero".

El delantero Mario Balotelli ha sufrido un desgarro muscular en un muslo durante un entrenamiento, pero debería estar en forma para el sábado, así que dejando de lado al suspendido Thiago Motta el Inter mostrará toda su fuerza para un partido que Mourinho cree que es la cima del fútbol.

"Es más importante que la final del Mundial. Los equipos son mejores que las selecciones nacionales, así que la calidad debería ser mejor", dijo mientras defendía a su equipo de acusaciones del técnico del Bayern, su ex mentor Louis van Gaal, de que el Inter es aburrido.

"En la Liga de Campeones no recuerdo un partido como el del Inter contra el Barcelona en el San Siro (en la ida de la semifinal). No recuerdo ver a un equipo jugar al fútbol como nosotros lo hicimos, atacando de un modo muy agresivo contra los campeones de Europa", sostuvo.