Martes, 18 de Mayo de 2010

Messi quiere jugar el Mundial con el mismo nivel que en el Barça

Reuters ·18/05/2010 - 15:04h

El delantero Lionel Messi dijo que quiere demostrar en el Mundial con la selección argentina de fútbol lo mismo que en el Barcelona, donde el fin de semana sumó su título número 12 con el club azulgrana.

Messi, cuestionado por un sector del periodismo e hinchas de su país por su bajo nivel en la selección, llegó el martes a Buenos Aires para comenzar dos días después los entrenamientos en la recta final al Mundial que se disputará entre el 11 de junio y el 11 de julio en Sudáfrica.

Argentina, campeón en 1978 y 1986, integrará el Grupo B junto a Nigeria, Corea del Sur y Grecia.

"Las respuestas las voy a dar en la cancha y el Mundial es una linda oportunidad para demostrarle a los argentinos que puedo hacer lo mismo en la selección que en el Barcelona", dijo Messi en el aeropuerto internacional de Ezeiza.

El delantero, que a los 13 años se fue al Barcelona donde realizó un severo tratamiento para su crecimiento, devolvió con goles y títulos la fuerte apuesta que hizo en ese momento el club catalán.

El fin de semana Messi logró el título de la Liga y el duodécimo de su carrera, además de consagrarse como el máximo artillero o "Pichichi" con 34 goles.

Con la selección argentina Messi ganó dos títulos, pero a nivel juvenil en el Mundial sub-20 del 2005 y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos del 2008.

La afición argentina se deleita cada fin de semana con los goles de Messi.

Su aspecto fresco y juvenil se mezclan con las sonrisas en cada acción con el club catalán, que según observadores contrastan con el gesto adusto y lo incómodo que parece jugar cuando viste la camiseta argentina.

"No siento presión al jugar con la camiseta argentina", dijo Messi ante la insistente requisitoria periodística.

"Juego en España y también estoy en un equipo que tiene que ganar todo", agregó.

Messi se mostró incómodo cuando le preguntaron si el director técnico, Diego Armando Maradona, tiene que armar la estrategia para explotar sus virtudes.

"Diego no armó el equipo para mí, es un equipo y tenemos que jugar para todos", expresó.

El Mundial de Sudáfrica será el segundo de Messi después de jugar poco en Alemania 2006 cuando la selección estaba dirigida por el técnico José Pekerman.

Pero ese no será el único motivo de revancha de Messi en Sudáfrica.

El delantero, que el 24 de junio cumplirá 23 años, intentará con su juego borrar la pobre imagen que dejó en los argentinos cuando, sentado en el suelo y cruzado de brazos, miraba la eliminación de su selección en los cuartos de final del Mundial 2006 ante Alemania.

"Nadie nos tiene como favoritos y eso puede ser bueno, pero lo vamos a tener que demostrar dentro de la cancha", expresó Messi.