Martes, 18 de Mayo de 2010

El CGPJ pospone su decisión sobre el futuro de Garzón por la falta de informes

EFE ·18/05/2010 - 11:00h

EFE - El juez español Baltasar Garzón (2 izda), suspendido cautelarmente de su puesto de la Audiencia Nacional, junto al concejal de Relaciones Internacionales de París, Pierre Schapira (dcha), durante su visita al Ayuntamiento de la capital francesa, tras recibir ayer el Premio de la Libertad y la Democracia René Cassin, concedido por la asociación francesa República Joven.

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha pospuesto su pronunciamiento sobre la solicitud de Baltasar Garzón para prestar servicio como asesor en el Tribunal Penal Internacional de La Haya por la falta de varios de los informes que este mismo órgano solicitó el pasado viernes.

Al término de la reunión de la Comisión Permanente, celebrada hoy de forma extraordinaria en Burgos, donde se encuentran buena parte de los vocales del CGPJ para asistir a las jornadas preparatorias del encuentro nacional de decanos previsto para octubre, su portavoz, Gabriela Bravo, ha asegurado a los medios que "la decisión no podrá adoptarse hasta contar con todos los informes".

Hasta el momento, el CGPJ ha recibido sólo los informes del fiscal del Tribunal Penal Internacional y el Ministerio de Asuntos Exteriores español, ambos favorables a que se conceda a Garzón un permiso de servicios especiales.

Faltan los informes requeridos a la Sala de lo Penal de Tribunal Supremo, a la Fiscalía General del Estado y a la propia secretaría del CGPJ, que emitirá su informe a la vista de los cuatro anteriores.

Por otra parte, el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Dívar, durante su intervención en el encuentro en Burgos de jueces decanos preparatorias de las jornadas nacionales que tendrán lugar en octubre, ha pedido a los jueces que recuerden que ocupan la primera posición en la administración de Justicia como titulares de la función jurisdiccional.

Dívar se ha referido a la implantación de la nueva Oficina Judicial y ha pedido a los jueces "prudencia" en beneficio de los ciudadanos y que cumplan la ley que contempla la creación de este sistema.

No obstante les ha recordado que no deben olvidar que "la posición primera" corresponde al juez como titular de la función jurisdiccional.

En este sentido, se ha referido a la implantación de la nueva Oficina Judicial y ha considerado que "todo impulso procesal es bueno", aunque "cada uno debe estar en su puesto y el juez es el primero de la administración de Justicia".

Dívar ha alertado también sobre la complejidad de la nueva situación, en la que los secretarios judiciales asumirán algunas tareas de gobierno que hasta ahora desempeñaban los jueces, sobre todo por la dependencia de diferentes administraciones.

El presidente del CGPJ ha recordado que mientras los jueces dependen del órgano que él preside, los secretarios dependen del Ministerio de Justicia y los funcionarios de los gobiernos autonómicos en las comunidades donde se han transferido los medios materiales y humanos de la administración de Justicia.

En su intervención, el presidente del órgano de gobierno de los jueces ha destacado la cercanía a los ciudadanos de la administración de Justicia por su "peculiar organización" y ha llamado la atención sobre el esfuerzo que tendrán que realizar los jueces decanos para que se ponga en funcionamiento la Oficina Judicial, una vez finalizó el pasado 4 de mayo el periodo de "vacatio legis".

En este sentido, ha reconocido que serán los jueces decanos, como representantes de los juzgados unipersonales, los que se encontrarán en primer lugar con los problemas que suponga la aplicación de esta nueva organización del trabajo en la administración de Justicia.

En todo caso, ha recordado que los jueces no son creadores de las normas, sino custodios de ellas y "están obligados a cumplirla les guste más o menos".