Martes, 18 de Mayo de 2010

La UE acelera la vigilancia sobre la especulación

El Ecofin aprueba hoy controlar más los hedge funds' para evitar nuevas crisis financieras

D. BASTEIRO ·18/05/2010 - 08:30h

Salgado explica hoy su plan al resto de ministros, entre ellos la francesa Lagarde.EFE

Para Angela Merkel, la inversión de miles de millones en el rescate de Grecia y en la estabilización del euro "no ha hecho más que comprar tiempo" para volver a la sostenibilidad de las finanzas públicas y hacer las reformas que eviten nuevas crisis, según declaró el domingo.

Hoy, con la intención de no retrasar más la regulación de las entidades que en 2008 dinamitaron el sistema financiero, los ministros de Economía de los 27 exigirán que los fondos de inversión libre o hedge funds sean más transparentes y acaten las normas que se aplican a las empresas europeas. Es la primera vez que se acota la libertad de acción, hasta ahora total, de estas instituciones, a pesar de que fueron las responsables de los paquetes de hipotecas basura revendidos una y otra vez, que acabaron infectando a bancos de todo el mundo que tuvieron que ser finalmente rescatados con dinero público.

El debate de hoy es el preludio de un segundo semestre del año durante el que tendrán lugar regulaciones inéditas. Entre ellas, se intentará poner coto a las apuestas contra la deuda soberana de los países, se creará una tasa para que los bancos financien sus propias crisis y se tratará de mejorar la supervisión de las agencias de calificación de riesgos, que siguen teniendo una influencia decisiva (y cuestionable) sobre la salud de las economías de la zona del euro. "Hay que decirlo, la hoja de ruta del G-20 no se ha desarrollado", se sinceró ayer un alto funcionario de un país con silla permanente en el foro.

En cuanto a los hedge funds, y para no perder un tiempo increíblemente caro a raíz de la crisis griega, los 27 dejarán solo al Reino Unido, que concentra en la City de Londres al 80% de la industria europea de fondos de alto riesgo y que se opone a una mayor regulación.

El Consejo de Ministros exigirá a los hedge funds algo tan simple como cumplir con las reglas existentes para las entidades con base en Europa, pese a que su sede esté en Estados Unidos o en paraísos fiscales dependientes del Reino Unido. Además, los gestores de estas entidades tendrán que responder a las exigencias de los supervisores en materia de riesgo de sus operaciones, descripción de sus actividades o participación de otras sociedades. Tras la aprobación de las conclusiones de mañana, los 27 tendrán que negociar con el Parlamento Europeo hasta llegar a un acuerdo imprescindible para que que la norma entre en vigor. La presidencia española de la UE espera lograr un acuerdo en junio.

Por otra parte, el comisario europeo de Mercado Interior, Michel Barnier, y el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, acordaron ayer en una reunión en Washington imponer a los bancos de ambas regiones más exigencias de capital y también de liquidez.