Martes, 18 de Mayo de 2010

Menos humo, más clientes

Uno de cada tres españoles iría más a los bares si prohibieran totalmente fumar

S. H / D. A. ·18/05/2010 - 01:40h

La nueva Ley Antitabaco entrará en vigor en enero del próximo año.LAURA LEÓN

Uno de cada tres españoles (el 32,8%) afirma que visitaría más los locales de ocio si, tal como contempla el borrador de la nueva Ley Antitabaco del Ministerio de Sanidad, en ellos estuviese totalmente prohibido fumar. El dato lo ofreció ayer la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), basándose en una encuesta de elaboración propia realizada con 2.935 personas, repartidos entre fumadores, no fumadores y ex fumadores.

El 68% de los encuestados se muestra favorable a la prohibición total de los cigarrillos y sólo el 16% dice por contra que visitaría menos los bares si no se pudiese fumar en ellos. Además, el 72% de los no fumadores confiesa tener problemas para dar con una cafetería o restaurante que esté totalmente libre de humo.

Los médicos: "En hostelería, la ley se ha quedado corta y no se cumple"

Con la actual normativa, los locales de más de cien metros cuadrados tienen que tener separada la zona de tabaco de la de libre de humos, pero sólo uno de cada cuatro no fumadores piensa que los bares y restaurantes han hecho una separación completa entre las dos zonas, según la encuesta.

La Sociedad de Medicina de Familia y Comunitaria, que estos días celebra la XI Semana sin Humo, exige que la reforma de la Ley Antitabaco garantice que todos los espacios de uso público queden totalmente libres de humo. "En hostelería, la ley se quedó corta y ha sido habitualmente incumplida. La razón fundamental para apoyar los espacios sin humo es la salud. El consumo de tabaco es el principal problema de salud pública en los países desarrollados", alertó la doctora Ana Pastor, vicepresidenta de la entidad.

Mejorar la salud

La mayoría de los ex fumadores pidió ayuda médica para dejar el hábito

Por su parte, el doctor Xulio Castañal, miembro del Grupo de Abordaje al Tabaquismo de la Sociedad, hizo además hincapié en que la encuesta señala que el 92% de los no fumadores cree que la prohibición en locales de ocio cerrados mejoraría la salud de todos. "Y están en lo cierto, por eso los profesionales médicos no hemos dejado de recordar a las autoridades sanitarias que, aunque la ley de hace cuatro años fue fundamental, sigue siendo insuficiente y debe ser reformada". Según Castañal, la prevalencia de fumadores desde la entrada en vigor de la ley actual, en 2005, no se ha visto reducida.

La encuesta realizada por la Sociedad de Medicina de Familia también ha preguntado por cómo los ex fumadores dejaron el hábito del cigarrillo. Un 63% recibió ayuda de un profesional sanitario, y de ellos, el 42% contó con el apoyo del médico de familia, el 13% del personal de enfermería y el 11% de otro tipo de especialistas. Entre los fumadores, un 7% se había marcado como objetivo dejar de fumar en menos de una semana, un 9% en menos de un mes y un 12% a lo largo del año.

Otra conclusión que ha sacado dicho informe es que las personas fumadoras están menos satisfechas con su salud que las que no fuman: el 17% de los consumidores de tabaco califica su salud de excelente, frente al 25% entre los que no fuman. Y un dato sorprendente: uno de cada cuatro fumadores cree que el humo no perjudica a los niños y que tampoco produce infarto de miocardio.