Lunes, 17 de Mayo de 2010

Richard Gere dice que se siente "como si tuviese 26 años"

EFE ·17/05/2010 - 17:56h

EFE - El célebre protagonista de "Pretty Woman" señaló que las personas más importantes en su vida han sido su padre y sus profesores tibetanos, especialmente el Dalai Lama. EFE/Archivo

El actor estadounidense Richard Gere, de 60 años, aseguró que se siente "como si tuviese 26" y que solamente reconoce su edad por las canas de su pelo y sus dolores musculares, según explicó en una entrevista exclusiva que publica hoy el diario argentino Clarín.

El célebre protagonista de "Pretty Woman" señaló que las personas más importantes en su vida han sido su padre y sus profesores tibetanos, especialmente el Dalai Lama.

"Lo que hace que me parezcan héroes alguien como Dalai Lama es la increíble magia que tienen, para no enfadarse nunca, para no ser egoístas, para desear solamente la felicidad de los otros. Eso es heroico e increíble", aseguró Gere, quien profesa la religión budista desde hace más de 35 años y es uno de los rostros públicos más conocidos en la defensa de la causa tibetana.

El actor calificó de "muy triste" la situación del pueblo tibetano y lamentó que las autoridades chinas "teman" el desarrollo de la cultura tibetana, "única y ancestral".

El próximo 20 de mayo se estrena en las salas argentinas la última película protagonizada por Gere, "Siempre a tu lado", una emotiva historia que cuenta la relación establecida entre un hombre y un perro.

En "Siempre a tu lado", estrenada en Estados Unidos a finales de 2009 y dirigida por el sueco Lasse Hallström, Gere interpreta a un profesor universitario que recoge un perro abandonado en una estación.

El actor estadounidense valoró positivamente la participación de siete perros en el rodaje y aseguró que convivir con animales representa una nueva filosofía de vida ya que "no tienen expectativas y no juzgan".

Para Gere, la historia de "Siempre a tu lado", de la que también es productor ejecutivo, parece una "fábula" del argentino Jorge Luis Borges, que es uno de sus escritorios favoritos por su "realismo mágico".

El célebre protagonista de "American Gigolo" reconoció además que una de las razones por las que decidió interpretar su última cinta fue su hijo de diez años -fruto de su relación con la actriz estadounidense Carey Lowell- ya que se trata de una película "para niños que toca emociones de adultos".