Lunes, 17 de Mayo de 2010

Cambio climático amenaza salud cerca del Mediterráneo

Reuters ·17/05/2010 - 12:08h

Por Alister Doyle

Las personas que viven en ciudades cerca del Mediterráneo, incluyendo Atenas, Roma y Marsella, podrían ser las que más sufran en Europa las olas de calor cada vez más intensas de este siglo por el cambio climático, dijeron científicos el domingo.

El número de olas de calor subiría a casi tres cada verano desde el 2071-2100 en la región mediterránea, comparado con sólo una cada tres años en 1961-1990, señalaron. El resto de Europa sufriría mucho menos.

La cantidad de días veraniegos en el Mediterráneo con temperaturas sobre los 40,6 grados centígrados, el umbral de Estados Unidos para emitir alarmas de salud pública, subiría a unos 16 anuales desde los 1,6 en el mismo periodo.

Los problemas coronarios relacionados con el calor se sentirán más entre personas que vivan cerca de la costa o en valles de ríos bajos, según científicos en Suiza y Estados Unidos que escribieron sobre salud y proyecciones de calor en la revista Nature Geoscience.

"Algunas de las regiones europeas más densamente pobladas, como las zonas urbanas de Atenas, Bucarest, Marsella, Milán, Roma y Nápoles, experimentarán los cambios más severos en indicadores de salud", escribieron.

Cerca de 40.000 personas murieron en una intensa ola de calor en Europa el 2003. Pero Erich Fischer, quien lideró el estudio en el Instituto de Ciencia Atmosférica y Clima de ETH Zurich, dijo que no se sabía qué tan mortales serían las futuras olas de calor.

La contaminación del aire podría agravar los riesgos de salud para las personas con problemas respiratorios o coronarios en temperaturas más cálidas, declaró.

Agregó que el estudio no consideró que las ciudades pueden actuar como "islas de calor", siendo habitualmente más cálidas que sus alrededores.

Fischer dijo que el estudio era el primero en señalar áreas de Europa donde el alza de temperaturas podría coincidir con una mayor humedad, altas temperaturas durante la noche y olas de calor duraderas, factores que pueden agravar problemas de salud.